30 - Apr -2020 - 2:22
FacebookTwiter Presos
Política

PRESOS DE LAS MENTIRAS



María Vázquez Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


No equivocó quien alguna vez llamó a la TV "la picadora de carne". Hoy se suman los trolls en las redes sociales que abrazan a usuarixs como un virus inagotable de mentiras. Pero no hay cuarentena para el viral ataque sistemático que proporciona incertidumbre, confusión, miedo y un reducido análisis de la realidad.

Ayer una feroz campaña mediática impuso la agenda en la mayor parte de los medios de comunicación acusando al gobierno de querer favorecer con la libertad a quienes han sido condenadxs. La utilización de la pandemia como instrumento ejecutor de una bola imparables de mentiras ronda la más perversa acción que lejos está de cualquier labor periodística al servicio de la información, la verdad y la educación.

Se tornan casi irreproducibles o agobiantes de reproducir, valga la redundancia, la catarata de disparates vertidos por comunicadores/as. Desde que, una multitud de presos peligrosos tomarían las calles, hasta relatos cinemátográficos de un complot entre jueces y funcionarios de gobierno. Desde sembrar un temor con mayor escala que el temor al virus, desde una pandemia mayor a la pandemia: homicidas sueltos, violadores, femicidas, genocidas, psicópatas, perversos acechando a la sociedad toda. Libres para pararse en la puerta de la casa de cualquiera de nosotrxs.

Claramente el fallo de Casación ordenó prisión domiciliaria de presxs que integran el grupo de riesgo ante el posible contagio de coronavirus, el cual deja en claro que no alcanzará a detenidos por delitos graves como violación o femicidios. De los 42.000 privados de la libertad que hay en las cárceles de la provincia de Buenos Aires, solo podrían acceder a este beneficio alrededor de 700.

Por otra parte, en el Servicio Penitenciario Federal hay 1.280 detenidxs que están en condiciones de recibir la prisión domiciliaria por tener algún tipo de riesgo de salud ante la pandemia. De esxs hay que separar a lxs que cometieron delitos graves y también a aquellxs que ya hayan violado la cuarentena en forma reiterada, quienes tampoco tendrán acceso al pedido domiciliario.

¿Quienes pueden acceder a la prisión domiciliaria?
- Quienes no hayan cometido delitos violentos.
- Quienes tengan penas inferiores a los 3 años.
- Quienes no sean reincidentes.
- Mujeres embarazadas.
- Quienes tienen patologías graves de salud.
- Quienes solo estén a 2 meses para concluir con su condena.

También, los jueces y las juezas deberán velar por el cumplimiento de la Ley 27.372, por la cual las personas que sufren un delito tienen derecho a acceder a la justicia y a recibir protección. El incumplimiento de la Ley 26.485, que busca prevenir, sancionar y erradicar la violencia; en su artículo N° 7 condena todas las formas de violencia contra las mujeres. Si lxs magistradxs incumplen podrán ser sometidos a los juicios correspondientes según lo establece la LEY.

Durante todo el mes de abril, en la Cámara de Casación, ingresaron 600 pedidos de prisión domiciliaria y tan solo 6 personas fueron autorizadas, lo que indica el 1%. Mientras que en todo el país recibieron el beneficio unos 200 detenidxs.

Pero el Poder Judicial, en pequeña escala, se sumó al delirio mediático y algunxs jueces saltaron la acordada 9/20 de Casación, o tal vez en concordancia con los sectores políticos opositores quienes agitaron con fuerza el fantasma de liberaciones no ciertas, quienes "tiraron por la ventana" femicidas y violadores; de a quienes por cierto, nunca se los vio repudiar ni profundizar en la grave problemática de la violencia de genero.