04 - Mar -2020 - 13:24
FacebookTwiter Rappi
Política

SIN VINCULACIÓN NO HAY NEGOCIO, HAY CURRO


El gobierno nacional impulsa un proyecto de ley para la regulación del trabajo en aplicaciones digitales.



fesdxz


El Gobierno de Alberto Fernández impulsará una regulación del trabajo en aplicaciones informáticas de reparto de mercaderías a través de un proyecto de ley que presentará en las próximas semanas.

La iniciativa alcanzará a más de 60 mil trabajadores/as quienes tendrán un estatuto por fuera de la Ley de Contrato de Trabajo con mecanismos propios de jornada laboral, seguros, indemnizaciones y cobertura en salud.

Según lo adelantó Ambito Financiero, estará focalizada en la protección de lxs repartidores/as de UberEats, Rappi, Glovo, PedidosYa; quienes hasta hoy trabajan en situación precaria de contratación a través del Monotributo y sin vinculación con empleadores.

De paso encuadrará a las compañías trasnacionales, que operan en un limbo jurídico, como empleadores sujetos a obligaciones previsionales e impositivas de las que hoy están exentas. Claudio Moroni, ministro de Trabajo de la Nación encargó a un grupo de abogadxs laboralistas que lo asesoran para que esta misma semana sería girado a los sectores involucrados y a gremios que pretenden representar a lxs trabajaodores/as.

El proyecto de ley intentará equiparar el rubro a otros que se rigen en la actualidad por estatutos como el trabajo agrario, el personal doméstico y/o la construcción.

Moroni considera que la situación actual, ante la falta de regulación, opera a favor de la informalidad y la carencia de derechos. También se detalla que habrá una ampliación de derechos y coberturas pero no estarán incluidos en la relación de dependencia y tampoco se creará la figura que intentó imponer el gobierno de Mauricio Macri creando la figura de "trabajador autónomo económicamente independiente", ya que esa figura desliga a las empresas contratistas.

"Si la actividad sólo cierra con el Monotributo como modo de vinculación no tienen un negocio, tienen un curro", remarcó uno de los impulsores del proyecto.