27 - Feb -2020 - 11:33
FacebookTwiter Braian Toledo
Sociedad

PESAR POR EL FALLECIMIENTO DEL DEPORTISTA BRAIAN TOLEDO


A los 26 años una de las grandes promesas deportivas para Tokio 2020, perdió la vida tras un accidente con su moto.



fesdxz


La muerte de Brian Toledo conmocionó al deporte olímpico argentino. Tenía 26 años y era una de las máximas esperanzas para Tokio 2020.

Había nacido en 1993 en un hogar humilde en el municipio bonaerense de Marcos Paz. De la mano del tucumano Gustavo Osorio se acercó al deporte. Había sido su profesor de Educación Física en la escuela N° 15 y lo entrenó durante sus primeros 13 años de carrera en el tiro de jabalina.

Su irrupción llegó en los renovados Juegos Evita, en donde logró destacadas marcas cuando era apenas un adolescentes. Ya inmerso dentro del programa de entrenamientos de la Secretaría de Deportes de la Nación, en 2010, consiguió la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud marcando un hito para el deporte argentino. Tenía apenas 16 años.

Dos años después tuvo su debut olímpico, en Londres 2012. Con un lanzamiento de 76.87 metros, Toledo terminó 30° entre 42 competidores.

Su sueño olímpico tuvo su segundo capítulo en Río 2016, cuando logró ubicarse en el puesto 10°. En el primer intento alcanzó 77.89 metros, mientras que en el segundo llegó a los 79.51 y en el tercero fue 79.81. Le faltaron 19 centímetros para pasar a la definición por las medallas.

Su afán por mejorar su técnica y sus marcas lo llevó, primero, a entrenar en Finlandia y, luego, a radicarse en Escandinavia. Ahí, de la mano del finlandés Kari Ihalainen se ilusionaba con llegar a la final en Tokio.

Aunque su esfuerzo lo llevó a competir en la elite, Braian siempre quería más y, aunque Tokio 2020 estaba en la agenda, apuntaba a París 2024 para alcanzar su pico máximo.

Eran poco más de las 23 horas del miércoles cuando un vecino de la ciudad de Marcos Paz escuchó el violento golpe de una moto contra un lomo de burro nueva en el cruce de la Ruta Provincial Nº 40 y la calle Monteagudo instalada hace apenas unas semanas. Toledo viajaba en su moto y se dirigía a Merlo pero no tuvo tiempo ni de frenar y falleció en forma instantánea tras golpear contra una palmera. Así lo aseguraron fuentes del hospital Municipal Héctor D’Agnillo, ubicado apenas a unos 500 metros del lugar del accidente que constataron que Toledo llegó sin signos vitales.

Nuestras condolencias a familiares y amigos.