28 - Jan -2020 - 11:46
FacebookTwiter Irregularidades en YPF
Judiciales

LA JUSTICIA INVESTIGA MEGANEGOCIOS DEL MACRISMO A TRAVÉS DE LA PETROLERA ESTATAL YPF



María Vázquez Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


Por donde se busque en la gestión macrista, se encuentra. La Justicia federal investiga posibles irregularidades en una millonaria licitación de YPF.

Según los primeros informes la adjudicación a la empresa se realizó de forma acelerada y atípica tras el resultado electoral adverso para Mauricio Macri en las PASO realizadas en el mes de agosto de 2019.

La petrolera estatal fue allanada tras una denuncia penal en la se detalla que se le adjudicó por cinco años, el transporte marítimo y de abastecimiento de hidrocarburos, a través de la Hidrovía (entre Santa Fe y Chaco) a la empresa Horamar, lo que lo convierte en el mayor contrato de YPF.

Horamar percibiría un monto que superaría los u$s70 millones e ingresó en zona de sospecha por incluir dentro de la oferta la construcción de la mayoría de las barcazas que utilizará en un astillero en el país de Paraguay, en detrimento del Astillero nacional Río Santiago.

El juez Sebastián Ramos secuestró documentación ligada a la negociación pero ex CEO de YPF Miguel Ángel Gutiérrez pudo evitar que se llevara su computadora.

YPF convocó a participar de la licitación a doce compañías navieras, de las que sólo cinco presentaron ofertas técnico -económicas para competir. Tras ser algunas descalificadas, llamativamente, solo dos quedaron en carrera, una fue Horamar, principal empresa del país que es controlada por el Grupo Navios Maritime Holding y cotiza en la Bolsa de Nueva York. La otra empresa National, presentó la oferta más baja, pero YPF decidió hacer una segunda vuelta de licitación, donde Horamar se impuso, a menos de un mes posterior al resultado adverso en las PASO y con un año y medio de antelación respecto a la finalización del contrato vigente.

El portal EconoJournal, especializado en la temática fue quien dio el primer indicio de las irregularidades. Tras ello la Cámara de la Industria Naval acudió a la Oficina Anticorrupción, presidida en ese momento por la enamorada Laura Alonso.

Existen sospechas respecto a posibles vinculaciones entre funcionarios y agentes privados, mientras que YPF fue demandada en el fuero civil y comercial federal por la propia Cámara.

Por su parte el sindicato de obreros marítimos de YPF (SUPeH), se dirigió a la Justicia penal. No sólo se pone en tela de juicio la velocidad de la adjudicación, ante el posible cambio de conducción política de la petrolera bajo control estatal, sino los posibles puntos de contacto entre los intereses privados y los de los entonces funcionarios de Cambiemos.

Cabe recordar que el exsubsecretario de Puertos y Vías Navegables, Jorge Metz, fue gerente de Horamar. Y en relación a los astilleros locales perjudicados, se sospecha que a través de la estructuración financiera de la operación de construcción de las barcazas y la futura explotación asoma la figura del empresario Nicolás "Niki" Caputo, mejor amigo del entonces presidente, Mauricio Macri.