27 - Jan -2020 - 11:36
FacebookTwiter Escándalo portuario
Política

IRREGULARIDADES DE LA INTERVENCIÓN MACRISTA EN LA COOPERATIVA DE TRABAJOS PORTUARIOS



María Vázquez Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


Luego de la detención del sindicalista Herme Juárez, la intervención de o la Cooperativa de Trabajos Portuarios de Puerto General San Martín, la intervención quedó en manos del gobierno macrista con la designación de Juan José Schaer.

El abogado Schaer, debía "normalizar" la administración, pero las irregularidades comienzan a salir a la luz.

Una denuncia efectuada por socios de la Cooperativa, detalla la existencia de un "irregular" reglamento interno impulsado por Schaer, bajo la sospecha de esconder intenciones contrarias a los intereses de lxs trabajadores/as y a favor de la familia Juárez, con una clara violación al estatuto social de la organización.

El interventor macrista se excusó diciendo que "uno de los puntos que tenía la cooperativa y que nosotros empezamos a trabajar con la intervención desde agosto, es que tenía un estatuto pero por la ley de cooperativismo debe tener un reglamento interno que rija las conductas de los integrantes de la cooperativa de trabajo".

Pero desde el sector aseguran que Schaer, miente. La ley de cooperativas no contiene ninguna norma que obligue a estas entidades a funcionar con un reglamento interno más allá de su estatuto.

El "reglamento interno" de Schaer regula cuestiones inherentes al estatuto y que ya estaban reguladas por éste, como el régimen de administración, condiciones de ingreso de los socios y el reparto de los excedentes.


Fuentes de la Cooperativa, informaron a Mundo Gremial que el "reglamento", establece deducciones a los excedentes que no están previstas por el estatuto social. Una de estas sería un denominado fondo de "reinversión productiva", el cual prevé elevarse hasta el 30% de las utilidades y las que deberían ser repartidas entre los socios.

Claramente, el interventor macrista estaría forzosamente reduciendo los excedentes que le corresponden a los socios por el estatuto, por lo que el destino de los mismos favorecería a un grupo limitado de personal jerarquizado vinculados al ex-presidente de la Cooperativa Suárez. La distribución de excedentes debe ser efectuado en proporción al trabajo prestado por cada uno, no estableciendo ningún criterio sobre especialización o jerarquía.