16 - Dec -2019 - 2:02
FacebookTwiter Nisman, grabación
Política

APARECIÓ EL AUDIO DE LA AUTOPSIA DE NISMAN, CONFIRMA EL SUICIDIO Y COMPLICA A GENDARMERÍA Y A BULLRICH



María Vázquez Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


En enero de 2020 se cumplirán cinco años de la muerte del fiscal Alberto Nisman, que según la mayoría de las pruebas su deceso se debió a un suicidio.

El 18 de enero de 2015, fue encontrado muerto con un disparo en la cabeza y recostado contra la puerta en el interior del baño de su apartamento, ubicado en el edificio Torre Boulevard del complejo Torres Le Parc, en el barrio de Puerto Madero. Sin rastros de violencia, sin huellas de terceros y donde se encontraron manchas de sangre que cayeron en todas las direcciones, quedaron a la vista los primeros indicios de que el fiscal federal estaba solo.

Durante todos estos años, los medios de comunicación fueron en escalada. Se argumentó que el Cuerpo Médico Forense (CMF), dependiente de la Corte Suprema de Justicia, había manipulado la autopsia, y que por esa razón se grabó el vídeo sin audio con el fin de evitar escuchar el diálogo de los forenses. En un año electoral los intereses políticos se enredaron con la justicia y formaron un tribunal mediático desde el que armaron un relato novelesco que mordió la honorabilidad de muchxs y la inocencia de tantxs.

En la nota publicada ayer en Página 12, el periodista Tuny Kollmam detalla que el audio existe y está en la causa judicial y que los abogados de Lagomarsino, Maximiliano Rusconni y Gabriel Palmeiro, solicitaron al fiscal y al juez que envíen el video a técnicos especializados para limpiar el audio de los ruidos del instrumental quirúrgico y lo incorporen al expediente judicial.

En las conclusiones de la autopsia realizada por el CMF, que se escuchan en el audio, se afirmaba que "no había participación de terceras personas en la muerte de Alberto Nisman". Eso mismo le había adelantado, a la fiscal Mónica Fein el titular de la Morgue, Fernando Trezza, el 19 de enero por la mañana, horas después del hallazgo del cadáver. La misma fiscal Fein dejó asentada la existencia y el contenido de la llamada telefónica en un acta, que hizo pública al periodismo el mismo día. Periodismo que al momento de llegar la resolución del caso, seguramente deberán pedir disculpas a Fein por la salvaje demonización que realizaron durante años.

Nisman se convirtió en la bandera de muchxs. Bajo la lluvia, en marchas de caras enquistadas de odio, lo pusieron bajo el lema del "asesinato". Había que involucrar al kirchnerismo a paso rápido antes de las elecciones de octubre de ese año.

Mauricio Macri llegó al sillón de Rivadavia, Patricia Bullrich a digitar Gendarmería y un ejercito de trolls comandados por Marquitos Peña, a repicar la novela mediática que se anquilosaba en "cadena nacional".

De la mano del macrismo llegó la pericia de Gendarmería realizada a medida y a pedido. En las conclusiones detallaron que a Nisman lo habían matado, que lo habían golpeado, que le habían fracturado la nariz, que tenía golpes en la boca, en la pierna, en los riñones y concluía con que lo habían sedado con ketamina; droga que por cierto, no se utiliza para anestesiar a humanos. El asesinato quedó "plantado".

Pero había que asegurarse que las contradicciones no dejaran ver los hilos de la trama; por lo que el juez Julián Ercolini y el fiscal Eduardo Taiano impidieron que los forenses, expertos en autopsias, participaran del estudio realizado por Gendarmería.

Volviendo al audio, queda en evidencia que en ningún momento se habla de una conclusión global. En cambio, analizan órgano por órgano, hacen referencia a la trayectoria del proyectil y no hay referencias ni a golpes, ni a las lesiones que referencia Gendarmería.

¿En qué consistía la "operación" mediática-judicial-Gendarmería?. En argumentar que el CMF decidió no grabar el audio para que no sean evidentes situaciones, como la supuesta omisión de lesiones y la fractura de la nariz de Nisman, que posteriormente "encontró" Gendarmería. Pero tarde o temprano, la verdad encuentra la luz y en este caso EL AUDIO. Es casi un tópico del PRO, el intento de reflotar la causa Nisman con la ayuda de los mismos medios que intentaron instalar la idea de que a Nisman lo asesinó alguien vinculado al kirchnerismo.