10 - Nov -2019 - 19:26
FacebookTwiter Golpe de estado en Bolivia
Política

GOLPE DE ESTADO Y BARBARIE EN BOLIVIA


El presidente Evo Morales renunció para preservar la paz ante la violenta embestida de la oposición.


María Vázquez Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


"Estamos renunciando para que nuestros hermanos humildes dejen de ser pateados, no queremos que haya enfrentamientos", expresó el presidente de Bolivia Evo Morales en conferencia de prensa.

La renuncia llegó tras la oleada de violencia ejercida por grupos opositores que desconocieron el resultado electoral del último 20 de octubre en el que Morales obtuvo la victoria.

"Decidí renunciar a mi cargo para que Carlos Mesa y Luis Camacho, dejen de maltratar y perjudicar a miles de hermanxs (...) Tengo la obligación de buscar la paz y duele mucho que entre bolivianos nos enfrentemos, por esta razón envío mi carta de renuncia a la Asamblea Plurinacional de Bolivia", indicó.

El fin de semana hubo acciones violentas, una verdadera barbarie contra militantes y dirigentes del Movimiento Al Socialismo (MAS), amedrentamiento a periodistas, quema de residencias y traición de aliados políticos y miembros de la Policía Nacional. La peor época de la región volvió con fuerza y se desplegó en las calles de Bolivia.

En un comunicado, las Fuerzas Armadas (FF.AA.) indicaron, que para recuperar la estabilidad de la nación, es necesario un cambio en la presidencia. Por su parte el comandante en jefe de las Fuerzas, William Kaiman dijo: "sugerimos al presidente que renuncie a su mandato permitiendo la pacificación y mantenimiento de la estabilidad de Bolivia", un claro mensaje de "golpe de estado", un quiebre en las instituciones democráticas.

"Estamos renunciando para que nuestros hermanxs humildes dejen de ser pateadxs (…) familias pobres, humillados, no queremos que haya enfrentamientos. Hemos decidido renunciar a nuestro triunfo para que haya elecciones, todo por Bolivia, todo la Patria", manifestó Morales.

En relación a una salida del país, Evo aclaró que "no tengo por qué escaparme, no me he robado nada, si alguien piensa que hemos robado que presente una prueba".

Por su parte, el vicepresidente, Álvaro García, remarcó que el Gobierno renuncia para cesar la violencia y recordó la recuperación de la soberanía Nacional y la dignificación de derechos, "somos el Gobierno que nacionalizó los hidrocarburos, el Gobierno que sacó de la pobreza a más de 3 millones de ciudadanos".

Pese a que Morales llamó a organismos internacionales como Naciones Unidas (ONU), a la Organización de Estados Americanos (OEA) para auditar los resultados electorales y convocó a todos los sectores sociales a una Mesa de Diálogo, los grupos ultraderechistas se mantuvieron desplegados en las calles violentando a la población. La OEA recomendó una nueva elección y remarcó ciertas irregularidades, pero cabe destacar que la diferencia en los resultados resultó de diez puntos a favor del presidente.

En horas de la mañana de hoy Morales convocó a una nueva contienda electoral, así y todo, la violencia no cesó y las fuerzas armadas sostuvieron el pedido de renuncia y cerraron cualquier posibilidad de diálogo.

Morales deja un país con altos índices de desarrollo, garantizando los derechos fundamentales de la población y con un crecimiento económico de 4,5 por ciento, según Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

"No es ninguna traición a los movimientos sociales, la lucha sigue, somos pueblo. Hemos liberado Bolivia, estamos dejando una patria liberada, en desarrollo con generaciones que tienen mucho futuro", concluyó Evo.

Repudiamos enérgicamente el golpe cívico-político-policial en el país hermano de Bolivia, que sin dudas sacudirá a la región.