08 - Oct -2019 - 12:37
FacebookTwiter Macri en Tucumán
Política

EL ANIMADOR DE FIESTAS


Insólita participación del presidente Macri en Tucumán entre Cenicienta y besos en los pies.


María Vázquez Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


En el marco de la gira "30 ciudades en 30 días", que tiene al Presidente recorriendo los puntos emblemáticos del país, ayer participó en la provincia de Tucumán ante una considerada presencia de público.
br> En esta ocasión, insólita por cierto, el acto se desarrolló en la Plaza Independencia, ubicada frente a la casa de gobierno provincial. Tal vez el presidente no dejó pasar el momento para incomodar al gobernador Manzur con el punto de convocatoria elegido.

Desde la bajada del avión todo fue, al menos llamativo. El presidente caminó por la explanada aeronáutica con un andar extraño y temeroso.

Más tarde, sobre el escenario repitió lo que ya suena más que a aprendido de memoria: "me di cuenta de lo que me querían decir, vamos a mejorar, no podemos volver para atrás, vamos a mejorar los salarios, se que hicieron un gran esfuerzo". Un discurso vacío, poco creíble y reiterativo que fue festejado y aplaudido entre cánticos que se reforzaron con grabaciones que se emitían por parlantes.

El presidente y candidato nunca abandonó el tono que, se acerca más a un "animador de fiestas" que a quien conduce los destinos del país y pretende una "segunda vuelta" pese al escarmiento que le dieron las urnas en las PASO, realizadas el último 11 de agosto.

"Acá está Manuela, que cumple años, vamos a cantarle el feliz cumpleaños", dijo el presidente mientras dio el puntapié a los acordes y pidió que subieran a Manuela al escenario.

Manuela, de 72 años, fue tironeada por tres colaboradores y mientras quedó en el aire, colgada; perdió un zapato.

El Presidente se dio cuenta y con humor gritó: "Perdió el zapato, la Cenicienta Manuela. ¿Dónde está el príncipe?", preguntó entre risas. "Mi Cenicienta, encontré a mi Cenicienta, ahora tengo hechicera y Cenicienta", agregó mientras le tomaba la pierna y le besaba el pie.

Manuela Ledesma, la "Cenicienta" de Macri dijo: "yo conozco lo que es la pobreza y el trabajo, cuando cerró la fábrica fui a trabajar a la Municipalidad hasta que me jubilé".

La Cenicienta sigue pidiendo por el príncipe de ojos de cielo, mientras afuera del cuento, el 35,4 por ciento de lxs argentinxs se sumergen en la pobreza que ella dice conocer.