30 - Sep -2019 - 13:27
FacebookTwiter Macri, nuevo DNU
Política

CON UN DNU, MACRI RECORTÓ LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES EN CASO DE ACCIDENTES LABORALES



María Vázquez Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


Con el DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia) N° 669, publicado hoy en el Boletín Oficial, el presidente Mauricio Macri modificó el cálculo base para el pago de intereses en las indemnizaciones por accidentes de trabajo.

El decreto detalla la quita a la tasa de interés del Banco Nación como valor de referencia para el ajuste del monto de indeminización y lo reemplaza por la tasa de variación de las Remuneraciones Imponibles Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE).

"El ajuste de las obligaciones de las aseguradoras mediante la aplicación de tasas financieras ha llevado a desnaturalizar los derechos de los trabajadores beneficiarios del sistema", se detalla en el escrito.

El titular de la CTA, Hugo Yasky expresó esta mañana en El Destape: "me llama la atención que Macri baje las indemnizaciones laborales poco después de la muerte de un trabajador por la política de inaugurar obras. Es una aberración".

Así mismo el abogado especialista en Derecho Laboral, Héctor Recalde opinó: "El DNU de Macri es inconstitucional porque es regresivo, quita derechos a los trabajadores por decreto. Vamos a combatirlo en la Justicia".

Recalde refiere a la modificación del Art. 12 de la Ley de Contrato de trabajo y, en particular, su punto 2, donde se especifica cuál será el valor de referencia para calcular los intereses entre la denuncia del trabajador y el reconocimiento de su indemnización por "determinación de la incapacidad laboral definitiva, deceso del trabajador u homologación". Pero Recalde también expresa lo que claramente marca la Constitución Naciónal, ningún derecho conquistado puede retroceder.

"El referido desequilibrio sistémico, el ajuste de las obligaciones de las Aseguradoras mediante la aplicación de tasas financieras ha llevado a desnaturalizar los derechos de los trabajadores beneficiarios del sistema", considera el decreto presidencial en pos de imponer las "garantías técnicas que permitan actuar ante un posible deterioro de la situación patrimonial de las Aseguradoras", lo que se traduce en un claro beneficio a las patronales, las aseguradores y en detrimento de lxs trabajadores/as.

El decreto de necesidad y urgencia puede ser impugnado a futuro, pero en el mientras tanto tendrá efectos reales, ya que meterá presión para que las familias que no pueden esperar los tiempos judiciales acepten "acuerdos conciliatorios" a la baja.