18 - Sep -2019 - 14:19
FacebookTwiter Paro CTERA
Sociedad

A TRECE AÑOS DE LA DESAPARICIÓN DE JULIO LÓPEZ



María Vázquez Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


El 27 de octubre de 1976, en el marco de la última dictadura cívico-militar en la argentina, se produjo su primera desaparición forzada de Jorge Julio López y, que duró hasta el 25 de junio de 1979 cuando fuera liberado.

Ya durante la democracia, los "Juicios por la Verdad" sentaron ante los tribunales a López para declarar por primera vez en 1999.

En 2005 se presentó a declarar nuevamente en la causa contra el genocida y ex director de Investigaciones de la Policía Bonaerense durante la dictadura, Miguel Etchecolatz.

El 28 de junio de 2006, durante el juicio oral, López declaró como testigo y relató las peores aberraciones que vivió durante los años que estuvo secuestrado; dio nombres, detalles, fechas, mencionó lugares.

Casi 3 meses después, el 18 de septiembre, fue la última vez que se lo vio. Según consta en el expediente judicial, entre las 0 y las 7 de la mañana. Jorge Julio López fue nuevamente desaparecido.

Gustavo López, su hijo, realizó la denuncia que derivó en la apertura de una causa por "averiguación de paradero" en manos de la jueza de garantías Marcela Garmendia.

López fue visto por última vez en los alrededores de la casa de Susana Gopar, una policía bonaerense en actividad cuyo teléfono figuraba en la agenda de Miguel Etchecolatz.

Al día siguiente, Etchecolatz fue condenado a cadena perpetua por su participación en la última dictadura cívico-militar tras haber sido considerados, entre otros, el testimonio de Julio López.

Casi un año después, el juez Corazza ordenó un allanamiento que detectó, entre otras irregularidades en los libros de visita, encontró el uso de líneas de teléfono no informadas, por lo que se abrió una causa contra un grupo de penitenciarios federales por obstaculizar la investigación.

En abril de 2008 la Policía Bonaerense es apartada de la causa por "negligencia manifiesta" y la carátula cambió a "desaparición forzada".

El último pedido del genocida Etchecolatz fue el de ser beneficiado con la prisión domiciliaria. Sin embargo, la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal lo rechazó de forma unánime.

A 13 años de su segunda desaparición, no hay imputados en la causa que investiga el paradero de Jorge Julio López.

¿A dónde está JORGE JULIO LÓPEZ?