02 - Sep -2019 - 19:13
FacebookTwiter José López, mintió
Judiciales

LA JUSTICIA DETERMINÓ QUE LÓPEZ MINTIÓ CUANDO DIJO QUE LOS BOLSOS ERAN DE CFK



María Vázquez Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


Otra mentira se desarma como un castillo de naipes que no deja de caer. El relato inventado por algunos sectores del poder político, los medios de comunicación y ciertos actores de la justicia hicieron agua en la causa de "los bolsos de López".

La madrugada del 14 de junio de 2016 José López, ex funcionario de la gestión anterior, se trasladó desde su casa ubicada en la localidad de Tigre, hasta Gral. Rodríguez donde se encuentra el convento Nuestra Señora de Fátima. Cuatro bolsos, una valija, relojes de alta gama, una carabina calibre 22 mm, casi 9 millones de dólares, 59 mil pesos y algo más de 400 yuanes formaron parte de una locura que comenzó a operar desde los medios de comunicación como "la gran novela diaria".

Los criticados discursos en candena nacional de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner que, supuestamente, cortaban las novelas de la tarde pasaron a ser reemplazados por el relato mediático-judicial para convertirla, en una especie de protagonista, en la "jefa de la banda".

Bolsos revoleados por arriba de la tapia del convento se disfrazaron de una "verdad" que nunca existió. Así lo demuestran las imágenes de las cámaras que tomaron la llegada de López al convento. Si bien existieron, la repetición en titulares, en boca de pseudos especialistas televisivos, convencieron a grandes sectores de la sociedad que los bolsos habían sido revoleados. Pero la novela continuaba en un hilo delirante que pulverizó la credibilidad y la trayectoria periodística de más de uno cuando afirmaron y defendieron la versión que la ex presidenta sería la dueña del dinero que trasladaba López.

"Algunas consideraciones con relación al inverosímil descargo del imputado José Francisco López", así comienza el apartado en el que los jueces Adrián Grünberg, Ricardo Basílico y José Antonio Michilini, que condenaron al ex secretario de Obra Pública a 6 años de prisión, detallan el delirante entramado de versiones que dio López ante la justicia para involucrar a CFK con intenciones personales y fines políticos convenientes a la actual gestión macrista.

"Creí que el dinero era de Cristina", aseguró López en una de sus declaraciones como arrepentido, tal cual consta en el procesamiento que dictó el juez Claudio Bonadio. Los titulares de La Nación, Clarín, Infobae, entre otros, fueron partícipes necesarios para cambiar el relato y armar la novela: "López declaró que los dólares del convento eran de Cristina", publicaban.

La Nación, en la pluma de Carlos Pagni, se convirtió en el guionista más "imaginativo": "José López, confesó que los 9 millones de dólares que revoleó tras el muro de un convento eran de su antigua jefa", se detalló en el editorial de "el gran diario argentino".

Pero llegó la sentencia de la condena al ex secretario de Obra Pública y los jueces confirmaron que se trató de un invento, que el relato de López es inverosímil, que acomodó su versión de acuerdo a la coyuntura política y que esto coincidió con su inclusión como arrepentido bajo protección del Gobierno de Mauricio Macri.

Según desde donde se "apretaban" las clavijas, López dio al menos 4 versiones sobre el origen del dinero que contenían los bolsos. En la etapa de instrucción de esta causa, le dijo al juez Daniel Rafecas que esa plata la tenía escondida en su casa bajo un tanque de agua. En la causa por la tenencia del arma dijo ser víctima de una conspiración kirchnerista. El 10 de agosto de 2018, ante el tribunal que lo condenó, dijo que era plata de la política sin especificación alguna. En octubre de 2018, dijo que creía que el dinero era de Cristina Kirchner porque se lo había entregado Gutiérrez. Cabe aclarar que Guitierrez, a esa fecha, hacía diez años que nada tenía que ver con la función pública.

"Es de público y notorio conocimiento, y también surge del expediente reservado relativo al cambio de lugar de detención de José López, que esta segunda declaración tuvo lugar luego de haberse acogido ante la justicia colaborador federal (llamado de instrucción imputado como imputado "arrepentido"). José López realizó primero una expresión genérica a que el dinero era "de la política", para luego entonar una palinodia conspirativa que incluye circunstancias de tinte cinematográfico que no resisten el menor análisis ", sostuvo el juez Grünberg.

Los bolsos no fueron revoleados, el dinero era de López y la "jefa de la banda" no era la jefa de ninguna banda.