23 - Jul -2019 - 13:43
FacebookTwiter Alberto Fernández y Morales Solá
Política

EN LA EDAD DE LOS PERO Y LOS PORQUÉ


Alberto Fernández en un mano a mano con un temeroso y reiterativo Morales Solá.


María Vázquez Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


A la hora de hablar de medios Cristina Fernández de Kirchner nunca queda afuera. La obsesión y la intensión de plasmar odio están a la orden de cada entrevistador ante el espacio que conforma la ex presidenta. Por eso no fue extraña la primera pregunta que le hizo Joaquín Morales Solá, el puntilloso, al precandidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández: "mi pregunta es algo que se pregunta todo el mundo, ¿cómo será la relación suya con Cristina Kirchner si es que gana la elección y llega al gobierno?", arremetió Morales Solá con un censo imaginario plasmado en su frase "todo el mundo".

Alberto Fernández: "Tan buena como hoy, estuvimos distanciados mucho tiempo pero entendimos que la confrontación no tenía sentido y favorecía a Macri. Muchos piensan que Cristina es confrontativa y no es así", remarcó el candidato a presidente.

"¿Qué le dice Ud. a los kirchneristas que insultan?", pregunto el puntilloso entrevistador. Alberto Fernández: "Lo mismo que le digo a los otros, que no ayudan. El macrismo utilizó lo que llaman la grieta, pero una sociedad no soporta ese juego. Yo estoy decidido a terminar con los malos tratos, estoy decidido a terminar con la tolerancia para convertirla en respeto. Esto lo tenemos que parar. Este no es un conflicto de un espacio, es generalizado, yo estoy harto de soportar lo que hacen los trolls y eso lo hace el gobierno. Así nos fue muy mal, nos fue horrible. Lo que más se afectó con este juego fue la convivencia democrática".

A Morales Solá no le gusta hablar de la justicia, se incomoda y termina dando virajes en el aire, pero Fernández no dejó pasar la oportunidad y puso arriba de la mesa la actual presión del Poder Ejecutivo sobre los medios periodísticos: "Han puesto presos a dueños de canales opositores".

"¿Cuáles dueños?. ¿Cristóbal López?, interrumpió Morales Solá dando manotazos en el agua y agregó: "él no está preso por ser dueño de un medio sino porque se quedó con 8 mil millones de pesos".

La respuesta no tardó y dejó sin aire al "puntilloso" : "No, está preso porque le aplicaron una doctrina vergonzosa para tenerlo detenido. Podría estar procesado, en libertad. Pero por algo lo apresaron. Yo quisiera que el sistema judicial argentino funcionara de otro modo, porque cuando uno ve estas cosas se preocupa mucho. Si quiere le puedo hablar de las leyes que vetó Macri. Acá lo importante es ver que es lo que se hace para adelante".

Morales Solá tenía que salir rápido de su incomodidad he intentó volver a la orilla: "Su relación con el periodismo viene complicada"; pero la serenidad de Fernández volvió a envolverlo en la marea: "No no viene complicada. Eso no es una ruptura con el periodismo, respeto al periodismo pero a veces se ejerce de un modo que se hace difícil".

La orilla estaba cada vez más lejos y los intentos de Morales Solá se repetían: "El derecho de expresión lo tenemos todos", dijo. Mientras que Fernández aseguró "sí, pero un periodista no puede llamarme mentiroso y no puede declararse opositor mio".

Como una vuelta de burra al trigo Morales Solá se reiteró como una fotocopia desgastada: ¿Acá quién va a gobernar?. Alberto Fernández: "Yo voy a gobernar. Yo hago política y Ud. no, pero todas las veces que Ud. me llamó yo estuve. No le reprocho le estoy haciendo un comentario. Ni Ud. ni ningún periodista van a tener un problema, el problema de la argentina es la pobreza, ese es el problema y de eso nos tenemos que ocupar".

Morales Solá: "Pero Ud. dijo que se van a revisar decisiones de la justicia".

Alberto Fernández: "Eso lo interpretaron mal, hoy me preguntaron que iba a hacer con la Corte, nada, no voy a hacer nada con la Corte, absolutamente nada, hay que dejar que la Corte funcione".

Morales Solá: "Pero Ud. dijo que va hacer cosas con las causas de Cristina".

Alberto Fernández: "Esas no son de la Corte. Recién hablábamos de Cristobal López donde yo le garantizo que no era para llevarlo preso. Son delitos excarcelables, se pueden llevar adelante con la persona en libertad. La culpabilidad es cuando está declarada no cuando hay presunción".

Morales Solá: "Pero Ud. sabe que hay dos situaciones que una es cuando hay posibilidad de fuga y otra cuando hay obstaculización".

Alberto Fernández: "¿Y eso Uds. de dónde lo sacaron?, es de una arbitrariedad manifiesta. Yo no defiendo gente, yo defiendo estado de derecho y defiendalo Ud. también porque lo que están haciendo mañana lo pueden hacer con Ud. No estoy diciendo que el Poder Ejecutivo persiga jueces sino que revise la actitud de algunos jueces. El gobierno de Macri vació la Cámara Federal para llenarla de jueces amigos. En el caso de Bonadio es un declarado enemigo de Cristina. Yo opino como ciudadano".

Morales Solá, no lograba abandonar la edad de "los porqué o los peros" y volvía una y otra vez a lo mismo: "hay que determinar la primera pregunta si va a gobernar Ud. o va a gobernar...".

Alberto Fernández: "Voy a gobernar yo".

Cierto, en su exposición anterior, al "puntilloso" le había quedado pendiente "Cristina". "Pero los votos los tiene Cristina. ¿Ud. cree que Cristina cambió?.

Alberto Fernánez: "Sí".

Morales Solá: "A los 66 años es difícil".

Alberto Fernández: "A lo mejor Ud. tenga mas dificultades para cambiar que Cristina. Dejela a Cristina. En algún momento llegamos a la conclusión que yo era el mejor candidato y Cristina es alguien que quiere colaborar para sacar a la argentina de este tema. ¿Ud. piensa que yo voy a poner el cepo?. No. Le aviso que Axel es candidato a gobernador no candidato a ministro de economía".

Morales Solá: "La argentina con Macri o con Ud., después del 10 de diciembre, va a tener problemas".

Alberto Fernández: " Y claro, los que va a dejar Macri, digalo, digalo y seamos justos. Cristina dejo tres problemas, el cepo, la inflación y el déficit fiscal. ¿Y cómo los resolvió Macri?. El cepo lo levantó irresponsablemente y tuvo 40% de inflación. ¿Cómo resolvió la demanda?, tomando deuda. Cristina le dejo 26 puntos de inflación, ¿en cuánto estamos?, en 55. ¿Qué tiene que ver Cristina con esto?. Cristina le dejó 1.8 de déficit fiscal y tenemos más de 6 puntos y... ¿la culpa es de Cristina?. ¿Ud. no ve nada?.

Morales Solá: "Yo creo que la herencia es parte de Macri y de Cristina.

Alberto Fernández: "Ud. es muy concesivo con Macri. La relación con el fondo va a hacer como en 2004, acá el que no le puede pagar al fondo es Macri, las condiciones de la argentina las dejó Macri y hay que asumirlo Joaquín, ¿no resolvimos las cosas en el 2003?. Ud. está preocupado por el cepo y eso era como poner una piedra en una puerta giratoria. El cepo evitó la salida de dólares pero también complicó la entrada de dólares. Este problema que tenemos no lo genera quien compra dólares para ir de vacaciones sino la bicicleta financiera, los capitales golondrinas. No hacía falta ni el cepo ni la locura de pedir dólares".

Alberto Fernández: "La obra pública, según me cuentan los gobernadores está discriminada y me cuentan que ellos tuvieron que terminar lo que Macri dejó sin hacer".

Morales Solá: "Pero se hizo bastante obra pública, es lo que dice el gobierno".

Alberto Fernández: "Sí, pero lo que dice el gobierno no es lo que dicen los gobernadores".

El precandidato a presidente, mientras intentaba bajar los niveles de angustia del entrevistador aseguró que la primera reunión activa para avanzar en el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea se realizó durante su gestión como jefe de Gabinete, en 2006 y agregó que Macri "no ha tenido en cuenta un montón de zonas sensibles que se descuidaron en la lógica de apertura. "Yo no tengo un problema con la apertura, tengo un problema si la apertura se lleva puesta a la argentina. Esto que se firmó fue otra mentira de Macri. No fue un acuerdo con la Unión Europea, fue el comienzo de las negociaciones de 12 años".

Morales Sola dio un viraje, no quiso escuchar y cambió de tema: "¿Qué piensa usted de lo que está pasando en Venezuela?" Alberto Fernández: "Estoy muy preocupado. Hace mucho tiempo que vengo planteando que el gobierno de Venezuela tiene un sesgo autoritario. Que le ha dado un enorme problema institucional y un enorme problema autoritario. Tengo una enorme preocupación, que creció cuando vi el informe de Michelle Bachelet, que reveló una serie de datos que no conocía. Dicho esto, creo que la salida no es correr detrás de Trump y los marines. Eso es promover una guerra civil en Venezuela hay que hacer promover el diálogo", remarcó.

Hay que reconocer que ser precandidato a presidente es toda una tarea que demanda mucha energía y esfuerzo, pero también que se agudiza cuando se oficia de "terapeuta" en un retroceso infantil del entrevistador que no logra salír de "los porqué o los peros". ¡Qué paciencia la de los Fernández! JMS: "No, pero tampoco ponerse del lado de Maduro". AF: "No. La solución es hacer lo que propuso dignamente Uruguay y México. Generar un canal de diálogo que se abra y reponga institucionalidad y recupere la convivencia democrática y sale a Venezuela de la crisis humanitaria en la que está.".