17 - May -2019 - 17:18
FacebookTwiter Aguad
Política

ESCUPIENDO MENTIRAS Y PERVERSIÓN


Aguad culpó a los submarinistas del hundimiento del Ara San Juan.


María Vázquez Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


"La falta de adiestramiento y de la renovación de capacidades son las causas más probables del hundimiento del ARA San Juan", disparó el Ministro de Defensa Oscar Aguad escupiendo desidia, mentiras y perversión. Como su fuera poco descartó la hipótesis de las fallas técnicas, en contraste con lo que se insinuó desde un comienzo desde el Poder Ejecutivo. Pero las mentiras quedarían a la vista en pocas horas.

Luis Tagliapietra, padre de uno de submarinistas confirmó: "Aguad nunca mandó a realizar pericias al Ara San Juan, miente. El ministro dice mentiras, tiene exabruptos y comete delitos. Lo único que mandó a hacer el ministro fue una investigación que no incluye pericia alguna y eso fue antes de poder ver bajo el agua al ARA San Juan. El otro día me hacían una entrevista desde el exterior y me decían: "un ministro como Aguad en otro país no duraría ni un segundo", pero acá está sostenido por el presidente de la Nación".

El miércoles de esta semana Tagliapietra, hizo llegar a la mesa de entradas del Juzgado Federal de Comodoro Rivadavia un escrito de doce hojas a través del cual le solicita a la magistrada, Marta Yáñez, que acepte la recusación, fundamentada en una serie de elementos controvertidos en la causa judicial. Tagliapietra sostiene que la jueza no solo mantenía estancada la causa, limitándose muchas veces a requerir insulsas declaraciones testimoniales, sino que evitaba citar a testimoniales y formular imputaciones.

Otra de las acusaciones que le hace a la jueza es haberse reunido el 22 de noviembre de 2018 con el ministro Aguad, de manera "reservada" en el despacho del funcionario, algo que tampoco hizo conocer a las querellas y sin tener en cuenta que el titular de esa cartera "se encuentra en la línea de responsabilidades, por lo que resulta parte interesada".

Pero a Aguad no le alcanza una mentira, como una conducta serial agregó: "La flota de submarinos estuvo cinco años sin navegar. El atraso del país no es gratis para nadie porque todos lo sufren. Las Fuerzas Armadas han tenido largos períodos sin adiestramiento, sin capacitación".

Tagliapietra no se demoró en dar respuesta a semejante comentario insensible con intenciones políticas que sobrepasan el dolor de la tragedia y lo convierte en un apartado cargado de perversión ideológica: "Aguad miente una y otra vez, es mentira que durante cinco años los submarinos estuvieron sin navegar, nunca pasó eso, al contrario, si por alguna razón un submarino no salía, lo hacía otro. En la gestión anterior salían todo el tiempo y con una gran exigencia profesional".

"Hay un informe de la comisión técnica que evaluó las causas del siniestro del ARA San Juan que dan cuenta de una serie causal de acontecimientos, que comienzan en el año 95, con este submarino y que especifica con toda claridad la falta de entrenamiento, las faltas de capacidades adquiridas, que cuando la transmisión intergeneracional de las experiencias no son eficientes, pueden causa una gran tragedia", declaró el ministro, tirando la pelota para atrás y faltando a la verdad.

Si Aguad pide disculpas seguramente no alcanzará, no solo porque el dolor es grande sino porque las mentiras lo son más y echan un manto de complicidad delictiva.