12 - Jun -2017 - 14:07
FacebookTwiter Higui
Género

HIGUI EN LIBERTAD



Maria Falcó mariafalco.bsas@gmail.com


La injusticia llegó para Eva Analía De Jesús "Higui" el 16 de octubre de 2016. Ella llegó a Bella Vista, en el Gran Buenos Aires, primero a visitar a su hermana en el Día de la Madre y luego pasó a saludar a una amiga.

Años atrás, se había ido del barrio. Le tiraban piedras, la llamaban tortillera y las agresiones cotidianas se hacían insostenibles. Aquel 16 de Octubre, en la casa de su amiga, se cruzó con Cristian Rubén Espósito que estaba acompañado por un amigo, ambos sistemáticos hostigadores ante la diversidad, ante el lesbianismo.

"Te voy a hacer sentir mujer, forra lesbiana", lanzó Espósito dando rienda a su misoginia y homofobia brutal, lo que llevarían minutos más tarde, a lo peor. Eran diez varones quienes atacaron brutalmente a Higui aquella tarde. En su defensa, con la desesperación de estar acorralada, Higui, sacó un una navaja e hirió a Espósito.

De la brutalidad a la justicia injusta Eva Analía de Jesús fue procesada por matar a uno de los diez varones que intentó violarla por lesbiana, por mujer. La doble carga social invisibilizada que aun funciona como resorte del sistema machista-patriarcal pese a los avances en los derechos reconocidos como con la Ley de Matrimonio Igualitario. Pero la cultura impregnada es más fuerte y el mujer-lesbiana interpela los lugares más oscuros del patriarcado.

Higui fue detenida y trasladada a la comisaría segunda de Bella Vista. Recién tres días después, con la cara hinchada por los golpes, pudo recibir la visita de su hermana. Poco tardó la imputación por homicidio simple y con prisión preventiva. Aquella madrugada de octubre llegó a la comisaría con el pantalón y el bóxer desgarrados. Otro detenido le prestó ropa y lo que ella tenía puesto fue apartado y enviado a pericia. Pero las irregularidades se hicieron presentes y el informe de la policía científica se demoró más que mucho.

Durante meses la fiscalía a través del Secretario General, Martín Ignacio Correa, sostuvo no tener pruebas que sustentaran una "legítima defensa" ante un "una violación correctiva".

Con una larga lista de irregularidades en la que no quedo afuera la estigmatización y discriminación por parte de la policía, que regodeaba sus testículos en expresiones repudiables "Qué te van a violar si sos tan fea", Higui continúo con su libertad encarcelada.

Las calles y las voces se llenaron con su nombre de la mano de organizaciones, de espacios de lucha, en el "Ni una Menos", con el reclamo popular: "por la liberación de Higui".

Finalmente hoy 12 de Junio de 2017, la justicia ordena la excarcelación extraordinaria. Su abogada Raquel Hermida expresó en horas de la mañana: "A Higui la sacamos entre todas".