07 - Apr -2017 - 19:40
FacebookTwiter Industria del pan
Política

SE DECLARA EN ESTADO DE EMERGENCIA LA INDUSTRIA DEL PAN


Peligran fuentes laborales ante la caída del mercado interno y el aumento brutal de los costos.


Noticias NU


La Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (FAIPA), convocó a todos los delegados del país ante la caída económica y del sector.

Luego de analizar la industria panaderil en las distintas regiones se declaró el estado de emergencia y alerta.

En el documento que emitieron detallaron varios de los puntos que profundizaron la caída como "los gravosos incrementos que han venido sufriendo desde el año pasado los servicios, así como también la presión impositiva y la interminable escalada de precios que no cesa pese a los anuncios oficiales".

El delegado Abel Rodríguez se expresó al respecto: "Todos los argentinos sabemos que este es un país donde ya fuimos castigados duramente por algunos gobiernos en determinados momentos. Y en la balanza de lo que ellos quieren para el país no cuenta nuestra clase. Me refiero a que se busca eliminar directamente a la clase media, al luchador que pone el pecho y levanta al país cada vez que se cae. Por lo que hemos visto de cada una de las provincias estamos en una situación muy mala. Estamos tocando fondo, en una situación donde ya empiezan a cerrar las panaderías y donde nadie te da una solución de nada. Aumentan los servicios y la materia prima y no queremos aumentar el producto, porque si se aumenta se vende menos y es la costumbre de nuestro pueblo que esté el pan en la mesa. Esto hace que cada vez se venda menos y la industria vaya más para atrás". Abel Rodríguez pertenece al la filial del Partido de la Costa, donde hay ochenta panaderías de las cuales setenta y nueve están afiliadas a la Federación y participan activamente en la búsqueda de una salida para este mal momento de los panaderos.

En relación a las fuentes laborales dijo: "Estamos viviendo una situación extrema, tanto nosotros como nuestros trabajadores. Estamos convencidos y nos gustaría que nuestros empleados ganaran más y tuviesen la posibilidad de consumir, no solamente los nuestros, sino todos los productos, mientras esto no ocurra y mientras no podamos equiparar eso, la situación seguirá siendo terrible todos. Se están cerrando panaderías y se van a seguir cerrando si esto no cambia".

Luego de un desarrollo puntual, que hacen en el comunicado sobre la crisis que atraviesa el sector, finalizan declarando la "Emergencia Económica de la Industria del Pan Artesanal en todo el país".