11 - Mar -2017 - 15:48
FacebookTwiter Docente Bonaerense
Sociedad

ME LLAMO ELISA Y SOY DOCENTE BONAERENSE


Un testimonio que enfrenta la estigmatización y la desidia


Noticias NU


Ante la gran crisis que atraviesan los-as docentes, se suma en algunos caso, la estigmatización de cierto sector social, quienes los "mandan a laburar", quienes levanta el dedo acusador de dejar a niños-as fuera de las aulas. El gobierno fogonea la desacreditación del esfuerzo y la labor de quienes ponen "el alma" y también el cuerpo. Elisa Ferrara es docente y hoy hizo circular en su cuenta de Facebook su testimonio.

"Parece que el sueldo docente es el único que debe ser de público conocimiento. Parece que toda la sociedad tiene derecho a saber, opinar sobre el sueldo docente. Bueno, acá tienen el mío. Para los que no son del ámbito, para los que no tienen ningún docente que les pueda explicar este sistema. Para los que dicen que trabajamos 4 hs, etc.

Sepan que acceder a una jornada laboral completa no es tarea sencilla. Que acceder a ello es por medio de actos públicos que se asemejan más a un matadero que a una oportunidad laboral. Que no es por mérito, sino por puntaje. Que ese puntaje o lo compras, o te quedás afuera (sí, lo compras).

Que no todos tenemos la posibilidad ni el deseo de pagar para acceder a trabajo futuro. Que los cursos gratuitos que ofrece el estado son con cupos limitados y con mínimo puntaje. Que no es ir a un lugar y tomar 20 hs. o 2 cargos y no lo hacemos porque somos vagos.

Que de poder hacerlo, no es una proeza saludable porque el trabajo docente no se acota al tiempo estrictamente frente a curso. Son muchas mas horas de trabajo y dedicación sin remuneración. Y de peregrinación de escuela en escuela, atendiendo cientos de pibes en un día. No vamos a una oficina 4 u 8 hs. Pateamos.

Sepan que desde que tengo uso de razón, estoy en una escuela. Hice toda mi trayectoria escolar, desde inicial hasta el secundario. Hice el profesorado en educación física, 4 años más. Tengo más estadía en una escuela que en mi casa. Y este es el reconocimiento. ¿Lo quieren ver?, ahí lo tienen. Miren sobre todo, ¡el básico!. Los que no saben, averigüen cómo trabajo, cómo me comprometo, cómo me dedico en cada escuela que he transitado.

Es un insulto que digan que nos cagamos en los chicos. Un insulto irremontable para vincularse conmigo. Vivan con este sueldo, vayan todos los días a laburar como laburo yo, atiendan con amor y a puro instinto las tremendas dificultades sociales que atiendo en cada uno de los pibes que pasan por mi responsabilidad, además de cumplimentar mi labor estrictamente docente y pedagógica. Y después no hablen ni de mi trabajo, ni de mi profesión ni de mi.

Mi tarea es 100% vocacional, entonces sólo quien tenga el mismo parámetro puede comprenderlo para hablar, y si tengo que vivir con esta miseria por ello, acepto donaciones para mis necesidades básicas. Es humillante mostrar una situación por debajo de la línea de la pobreza. Pero más humillante es tener que hacerlo para que nos crean ante funcionarios corruptos y necios que intentan desacreditarnos como docentes.

Y los que me conocen laburando: ¿es justo mi sueldo???. Y no mencioné las condiciones insalubres de las Escuelas: infraestructura, insumos, entre tantas cuestiones.

No quiero dejar de señalar que soy provisional, soy titular. Y tengo que renegar con IOMA cada inicio de año porque no está regularizada mi situación de revista y ellos no reconocen más que lo que ven en este recibo.



Noticias Nu agradece el envío de Lau Aller.