30 - Jan -2017 - 13:00
FacebookTwiter Sergio Massa y Mauricio Macri
Política

MASSA APOYA LA POLÍTICA MIGRATORIA DEL GOBIERNO


A través de un nuevo DNU, Macri autorizó a expulsar a extranjeros con solo estar procesados.


Noticias NU


Un nuevo DNU da inicio al conflicto migratorio. El presidente Mauricio Macri autorizó a expulsar extranjeros con un proceso expréss sin haberse determinado culpabilidad alguna en delitos. Hoy el Boletín Oficial publicó la polémica "reforma inmigratoria". Sólo con estar procesado, el Estado podrá expulsar a un inmigrante y prohibirle su reingreso por el término de 8 años.

El ministro de Justicia, German Garavano, tomó contacto con el dirigente del Frente Renovador, Sergio Massa, para ponerlo en conocimiento de la nueva medida y recibió total apoyo del diputado-dirigente.

Massa: "En la Argentina, los delincuentes tienen que tener vedado el ingreso, y los extranjeros que cometen delitos deben ser expulsados", afirmó. En un intento de cubrirse por futuras posibles críticas de organizaciones de Derechos Humanos agregó: "esta idea también es lo que prevé el Pacto de San José de Costa Rica".

Con el DNU Nº 70/2017, el oficialismo se cubrió argumentando que la medida es una manera de combatir la inseguridad. Lo que no aclara es que, el porcentaje de extranjeros en los servicios penitenciarios argentinos, no superan el 6 %.

El decreto implica una reforma de la Ley de Migraciones sancionada durante el kirchnerismo. La nueva normativa, que deberá ser ratificada por el Congreso, pero mientras tanto se encuentra en vigencia, impide el ingreso o la permanencia en el país de extranjeros que, en Argentina o en el exterior, tengan antecedentes de delitos y que en nuestro país merezcan la pena de cárcel.

"Hecha la ley, hecha la trampa", solo que el Macrismo incluye la trampa en el propio DNU. En la medida se aclara que debe entenderse por antecedentes "a todo auto de procesamiento firme, cierre de la investigación preparatoria o acto procesal equiparable". Si todos-as tenemos presunción de inocencia hasta tanto se demuestre lo contrario y para ello hace falta un juicio, ¿acaso la medida no deja claro que basta una sospecha judicial para expulsar a un extranjero-a que, hasta ese momento, es inocente?. La respuesta es sí.

Con anterioridad al DNU, todo aquel extranjero podía ser expulsado de la Argentina siempre y cuando hubiera sido condenado con prisión efectiva; es decir, una pena de 3 años o más de cárcel.

El papá del presidente, Franco Macri, de nacionalidad Italiana, en casso de haber regido esta Ley durante el año 2001 habría sido expulsado del país, puesto que fue procesado junto a su hijo, Mauricio Macri, por presunto contrabando de vehículos al Uruguay.