19 - Oct -2016 - 18:22
FacebookTwiter Congreso
Política

LOS CÓMPLICES DE LA IMPUNIDAD


El Gobierno con apoyo de otros bloques avanza para eliminar la fiscalía que investiga femicidios


Maria Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


Mientras miles de mujeres se unen en las calles de las ciudades de todo el país para visibilizar la violencia machista, los femicidios y reclamar por los derechos, Mauricio Macri avanza con el apoyo de otros bloques para eliminar la única fiscalia del país que investiga femicidios.

Los dolores, las muertes, los golpes, los insultos, las historias de cada una se movilizan bajo una lluvia persistente en muchos de los lugares en que se da la misma lucha, el mismo grito.

La complicidad y la impunidad sentó hoy sus culos patriarcales en cada una de las bancas del Congreso y el gobierno obtuvo dictamen para modificar el Ministerio Público Fiscal que elimina la Unidad especializada en Violencia contra las mujeres (UFEM).

La Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó también hoy representa el simbólico de los accionares de la violencia de genero dentro del colectivo social, no está ajena, como ninguna. El objetivo Macrista la coloca en el blanco de la violencia laboral, la violencia institucional, la violencia de genero, la violencia ideológica. ¿El objetivo? modificar la Ley Orgánica del Ministerio Público y con ello cercenar las atribuciones de Carbó.

Gils Carbó fue la creadora de la UFEM en 2015 bajo la Resolución 1960/15. En su oportunidad había expresado: "Es importante considerar la violencia contra las mujeres por razón de su género en todas sus manifestaciones, se asienta en la urgencia de identificar los patrones que se encuentran más naturalizados pero que sostienen los mecanismos más eficientes de control social y de reproducción de las desigualdades".

El proyecto Macrista fue rechazado por el Bloque del FpV, la izquierda y el Movimiento Evita pero sumó apoyo del Frente Renovador y del resto de los diputados-as.

Apoltronados, sedientos de poder, machos cabrios con billetera en mano. Cómplices del odio, la desidia, la violencia, los femicidios. Ignorantes, brutos, patriarcales. Cómplices con la pluma, con la mano alzada en cada voto. Cómplices con sus discursos patologizantes. Cómplices, cómplices, por cada una de nosotras son millones de veces, cómplices. Pero hoy no somos las mismas, sin embargo somo las de siempre y cada vez que los miremos a la cara podremos ver a todas las Lucias.