18 - Oct -2016 - 19:20
FacebookTwiter Alumnos
Cultura

RECHAZO AL -CONTROL- EDUCATIVO


El cuestionario además de estigmatizar no se privó de contener una burrada


Maria Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


Docentes y estudiantes protagonizan hoy un fuerte rechazo al Operativo Aprender 2016 que se lleva acabo en 31.000 colegios y tendrá continuidad en el día de mañana miércoles.

Ya en el mes de septiembre se había realizado el primer debate acerca de esta iniciativa en educación por parte del gobierno y en aquella oportunidad los docentes bonaerenses cuestionaron y rechazaron la propuesta.

Es claro como en muchos de los medios de comunicación se viene fogoneando la educación pública, adjudicando un deterioro educativo sobre los hombros de trabajadores-ras del sector.

Acatando las recomendaciones del Banco Mundial, el gobierno de Mauricio Macri intentó implementar el "control educativo" con el "Operativo Aprender", pero pese a que algunos medios de comunicación mencionaron participación total hubo toma de colegios, tachaduras en los cuestionarios y en algunas provincias suspensión del operativo. En muchos casos hubo familias que no enviaron a sus hijos a la escuela.

¿Qué hay detrás del cuestionario elaborado y orientado por consultoras internacionales y el mismo Banco Mundial?. ¿Qué busca el gobierno de Mauricio Macri?.

Parecería que montar un relato es el punta pie inicial. Por lo pronto el cuestionario se orienta, al menos en varias preguntas, en poner luz sobre la economía familiar y el manejo de esa economía. ¿En que modifica la educación que alumnos deban responder sobre que tipo de TV tienen en su casa, si se reciben planes sociales, cantidad y marcas de computadoras e ingreso familiar?. Una evaluación externa que vulnera la autonomía de las instituciones educativas, que está sujeta a lineamientos de organismos de crédito internacional que plantean el uso discrecional de sus resultados para imponer reformas educativas de tipo neoliberal. El debate de trasfondo es nada más ni nada menos que el de la educación entendida como mercancía.

Cuando el cuestionario apunta al trato docente sobre los alumnos ¿indica el nivel educativo de los mismos?. El miedo subterráneo también se puso en marcha desde el Ministerio de Educación. La categorización también es un medio de control.

Meses atrás el presidente Mauricio Macri expresó públicamente su desinterés sobre los 30.000 desaparecidos en argentina durante la última dictadura cívico-militar-empresarial. Desestimó la cifra y dijo desconocer la real. El proceso privatizador de la educación en nuestro país empieza justamente con la última dictadura cívico-militar-empresarial, en donde se sientan las bases de dispersión del sistema para un cambio paradigmático de la definición del rol del Estado en el campo de la educación, convirtiéndola en un elemento más del mercado.

¿Es entonces casual que en el cuestionario aparezca la siguiente pregunta: "¿Qué finalidad tenían los centros clandestinos de detención que funcionaron durante la última dictadura cívico militar?". Algunos-as analistas consideraron que la pregunta con sus opciones de respuestas apuntan a que alumnos justifiquen el accionar represor de la época. Pero también podríamos pensar que sin sutileza evalúan ideología de las generaciones futuras mientras que reafirman otra descontextualizando el genocidio Argentino. A saber, las opciones a responder eran:
a) Tribunales ilegales de justicia para aplicar el debido proceso.
b) Dependencias militares y policiales para encarcelar a quien no cumpliera la Constitución Nacional.
c) Dependencias militantes y policiales en todo el país donde sólo eran interrogados los detenidos-desaparecidos.
d) Lugares de tortura que funcionaron como un primer mecanismo de deshumanización de las víctimas.

El cuestionario no se privó de una pregunta ignorante y desacertada viniendo del sector educativo nacional: "¿Cuántas horas hay en una semana de cinco días?". El Ministro Esteban Bullrich debería saber que no existen las semanas de cinco días. Que la palabra "semana" proviene del latín tardío septimana, y este del latín septem, "siete" que es el ciclo compuesto por siete jornadas seguidas; es decir al período de 7 días naturales con carácter de consecutivos.