22 - Aug -2016 - 17:31
FacebookTwiter La televisión pública
Política

DESPIDOS EN LA TV PÚBLICA CON CONTRATOS BASURA


Pese a tener contrato hasta diciembre, tres periodistas fueron desvinculados de la emisora


Noticias NU


Los Juegos Olímpicos en la TV pública pusieron el pausa para la emisión del programa "La quinta pata de la noticia". Mientras tanto, la decisión estaba tomada y tres periodistas recibieron carta documento.

La conductora Marcela Pagano y los columnistas Juan Agosto e Ignacio Olivera Doll fueron desvinculados del programa y de la TV pública pese a que sus contratos indicaban el compromiso laboral hasta el 31 de Diciembre de 2016.

La columnista y panelistas no han expresado que la razón fuera alguna diferencia ideológica con la línea editorial elegida por Hérnan Lombardi, pero la emisora se llamó a silencio en una primera instancia y la explicaciones fueron abordadas por la productora.

Según lo detalla en su twitter, Marcela Pagano expresó que a la productora no le gustaba su estilo. Pero en otra publicación dice: "hace una semana la productora periodística del programa me informó que el canal había pedido que me desvincularan". Por lo pronto las expresiones se contradicen por confusión o quizás algún temor.

Por su parte, Juan Agosto, también se manifestó en las redes sociales: "Fue una decisión de la producción que claramente no tiene ningún motivo ideológico, dijo @herlombardi sobre nuestro despido de la TV pública". Y horas más tarde agregó en su twitter: "Estimado @herlombardi, me entero de la promesa de continuar en el canal escuchando la radio. Nunca hubo propuesta formal".

Tras LA mentirosa, al menos por ahora, declaración pública de Lombardi, llegaron las excusas de la TV TV Pública: "no son despidos, sino que la cuestión está en que los contratos no se hicieron bien. En la televisión se hacen contratos por tres meses renovables pero en este caso se lo hizo por un año con una cláusula de rescisión, que fue la que se aplicó". Otra falacia, en las leyes laborales no hay especificación alguna que los contratos televisivos deban ser trimestrales, lo que se realizan son contratos de locación de servicio, saltando los derechos de cualquier trabajador-a, dejándolos al desamparo legal y en manos de decisiones arbitrarias de los empleadores donde la rescisión está atada a cláusulas en las que el "sin motivo" de prescindir es moneda corriente, aquello que en lo general conocemos como "contratos basura".