15 - Aug -2016 - 4:08
FacebookTwiter Encuentro de mujeres UCR
Género

CARAMELITOS RADICALES PARA EL ENCUENTRO DE MUJERES


Frases y situaciones que poco representan al colectivo feminista


Maria Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


Durante el fin de semana largo más de 1.500 mujeres representantes de la Unión Cívica Radical se reunieron en la Provincia de Catamarca con el fin de plantear temáticas en torno al género.

Lejos del espíritu y la contribución de Florentina Gómez Miranda, aquella Diputada del mismo espacio, gran luchadora por los derechos de las mujeres, impulsora de proyectos como el divorcio vincular, la patria potestad compartida, igualdad de los hijos-as extramatrimoniales, el derecho de la mujer casada a utilizar su apellido de soltera. Quien alguna vez dijo: "Hay que comprender que la mujer que actúa en política, se coloca en una vidriera expuesta a todos los embates y no hay que ceder ante ellos". El pensamiento de Florentina faltó a la cita en este encuentro en la provincia Catamarqueña.

Lobo Vergara, presidente de la UCR desplegó alas de pavo real y abrió su discurso diciendo ante las presentes: "Esto es un poco el sueño del pibe, tener más de 2.000 mil mujeres que me están prestando atención . No sé si voy a tener otra oportunidad así en mi vida, así que mientras dure lo voy a disfrutar" y se gano el aplauso de todas.

La primera parte de la escena queda planteada, un encuentro de mujeres, para tratar políticas de género y la gran voz de un "macho alfa" reproductor del modelo que cree tener un harén a disposición al que le es muy fácil con halagos testear y ejercer el "control". Pero Vergara ya tenía el poder de la palabra, le faltaba el guiño de un limite que no escapa a las generales: "En cualquier momento el cupo lo tenemos que pedir nosotros, porque vienen avasallando", refiriéndose al cupo femenino (una de las temáticas a plantear en el encuentro). Obvia y recurrente frase utilizada por Vergara que entrampa como un caramelo a niñas en su infancia.

"No queremos estar ni adelante ni detrás de los hombres, queremos la paridad" remarcó la Concejal radical Olga Inés Álvarez. Parecería que hay que marcar una y otra vez que las mujeres no pretendemos sacarle ningún privilegio a ningún reproductor, deberían ser ellos predispuestos a abandonarlos. Que distinto sería que escucháramos frases que nos contengan en la pertenencia de lo nuestro sin comparativos que pretendan aquietar a alguna fiera escondida. La sola mención del varón en paralelo sobre una lucha propia lo pone en el campo de una "autorización tácita".

La Parlamentaria del Mercosur María Luisa Storani dijo lo suyo: "No vamos a dejarnos quitar la bandera de la paridad porque la bandera de los temas de género son banderas del radicalismo". Las construcciones, las luchas y los logros en relación al genero han sido siempre de la más amplia diversidad, no tienen una bandera política- partidaria, sino mas bien una bandera política- ideológica por la libertad y la justicia conteniendo absolutamente a todas las mujeres sin diferencia social, étnica, elección sexual, religión, partidaria.