"Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad.
Derrote el terror.
Haga circular esta información."

Rodolfo Walsh

Visitas
contador de visitas

Inicio Titulares Audios Fotos Videos Ver Telesur Ver C5N
    Seguinos Seguinos en facebookSeguinos en twitter                                                                                                                                             Hoy es: 18-11-2017 5:23
Noticias NU
  • QUE SE JODA EL RESTO
  • HOY LUNES 13 PAMI NO ATENDERÁ EN NINGUNA UNIDAD DEL PAÍS.
  • FALLECIÓ NILDA ELOY, DEFENSORA DE LOS DERECHOS HUMANOS
  • CIERRA LA EMPRESA CEFAS QUE REPRESENTA EL 60% DE COMERCIALIZACIÓN DE CAL EN EL PAÍS
  • TENSIÓN POR AJUSTES EN EL SANTANDER RÍO
  • JUDICIALES: PARO Y MOVILIZACIÓN EL 15 ANTE EL AVASALLAMIENTO DEL GOBIERNO
  • PICHETTO SIN FRENO
  • ATE CAPITAL ALERTA POR EL POSIBLE DESPIDO DEL 20% DE LA PLANTA ESTATAL
  • DE ESTE GOBIERNO, PARA LOS QUE SOMOS DEL INTERIOR, NO HAY NADA
  • SIN AVISO, LEVANTAN LA PROGRAMACIÓN DE RADIO CONTINENTAL TUCUMÁN

Política Economía Policiales Sociedad Investigaciones Especiales Judiciales Género Cultura Humor Libro de Visitas Buscar
Cordera
10 - Aug -2016 - 12:51


FacebookTwiter
Género

ALERTA ROJA: CORDERA COMO UN VIOLADOR SIMBÓLICO DISCURSIVO

Repudiables declaraciones del cantante cargadas de apología y misoginia

Maria Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com

El ex líder de la Bersuit, Gustavo Cordera, ni se equivocó, ni se pasó de la raya, ni realizó un escena, ni fue un error, ni quiso decir otra cosa. Cordera en sus declaraciones, que han tomado estado público, hace una clara apología del delito con fuerte carga misógina y de cosificación.

En una charla brindada para alumnos de la escuela de periodismo TEA Arte, Cordera expresó: "Hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo porque son histéricas y sienten culpa por no poder tener sexo libremente. Es una aberración de la ley que si una pendeja de 16 años con la c... caliente quiera c... con vos, vos no te las puedas c... Si yo tengo algo bueno para darte puedo desvirgarte como nadie en el mundo. A mí lo discursivo no me dice nada de los derechos de la mujer. A mí hablame de cómo te sentís y te entiendo, pero si me hablás de los derechos no te escucho porque no creo en las leyes de los hombres, si en las de la naturaleza".

No es que Cordera desconoce las leyes, no es que Cordera no sabe lo que dice o cometió un error. Cordera cree en lo que dice.

No es que Cordera desconoce que más del 50% de las mujeres que mueren es por femicidios o que al menos 1 de cada 3 atravesó abuso y/o violencia sexual. Cordera cree desde su construcción que las mujeres queremos, necesitamos y nos gusta ser violadas. Cordera se expresa como un "potencial" violador en la palabra que justifica una y otra vez con acusación sistemática y descalificación de las victimas. Cordera es un violador simbólico y un abusador discursivo.

La representación sublimada de una violación sexual, la presencia de una imagen cosificada y degradante de las mujeres vienen a evidenciar la manera en que el maltrato por motivos de género ha sido tradicionalmente naturalizado desde el arte, los medios de comunicación y las prácticas culturales en general. Dicho esto, en su descargo, Cordera intenta justificar lo injustificable cubriéndose con un manto de arte, superioridad y una tramposa actitud victimizante: "Veo a gente sedienta de condenar cuando en ese momento frente a frente se han quedado en silencio. Por eso les pido que si quieren saber lo que pienso de verdad mirémonos frente a frente y denme la oportunidad de expresarme libremente, todo había sido parte de un ejercicio de psicodrama", expresó en las redes sociales.

Pese a las transformaciones sociales-culturales hay quienes continúan justificando y manteniendo las asimetrías de poder a través de valoraciones no exentas de violencia simbólica que favorecen actitudes y comportamientos violentos contra las mujeres. Cordera no escapa a las representaciones culturales y del lenguaje como mecanismos a través de los cuales la violencia se ejerce y se hace posible, recurso que legitima socialmente la supervivencia de relaciones jerárquicas de poder potenciando lo "considerado" como masculino.

¿Deja marcas la violencia simbólica?. Si, deja marcas en el colectivo social, en su entramado que repica una y otra vez lo escuchado convalidando lo dicho y reafirmando con la palabra el reparto de los roles, en donde ese reparto cosifica y menoscaba el lugar de las mujeres.

El recorte que realiza Cordera de una concha caliente es el parecido al primer plano de los culos que expone Tinelli, no son mujeres, son conchas y culos que les pertenecen para un "uso" donde el goce radica en el sentido de pertenencia, el sometimiento y el poder de reducir al mínimo a ese "otro sujeto" a ese "otro diferente".

Construido por Lorna Copyrigth 2016 "Noticias NU se reserva el derecho de anular los comentarios que incluyan contenido ofensivo o o sin verdadera identidad del usuario.
Este sitio no se responsabiliza de los dichos vertidos por los entrevistados-as."
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
CORREO ELECTRONICO
Teléfono: 02323 - 427962
Luján - Provincia de Bs. As.
copyright 2016