26 - Jun -2016 - 15:28
FacebookTwiter Electroshock
Sociedad

LA SECRETARÍA DE SALUD DE JUJUY AUTORIZA EL ELECTROSHOCK


Decisión que retrasa y salta la legislación vigente y los acuerdos Nacionales


Noticias NU


La Secretaría de Salud Mental y Adicciones del Ministerio de Salud de la provincia de Jujuy aprobó la resolución N° 000001-SSMyA en la que disponen la implementación de la Terapia Electroconvulsiva (TEC).

Los profesionales podrán utilizar el electroshock en personas con determinados diagnósticos en relación a lo mental. La descarga eléctrica en el cerebro es una técnica controversial y se "sugiere" su prohibición por la legislación de nuestro país. La anterior Coordinación de Salud Mental, reemplazada por la actual Secretaría, respondiendo al paradigma de la Ley Nacional de Salud Mental N° 26.657, adhirió a la Resolución N° 17/14 del Órgano de Revisión Nacional, en la cual se recomienda la prohibición del uso de la Terapia Electroconvulsiva (TEC), más conocida como electroshock; situación que cambia con la actual resolución firmada por Mansur.

En el año 2011, la provincia de Salta, sin calcular lo que luego exigiría la Nación, firmó un acta compromiso para erradicar del sector público el uso del electroshock. Salta aparece junto a 13 provincias como una jurisdicción libre del uso de la terapia convulsiva.

La Organización Mundial de la Salud sostiene que la TEC solo debe ser administrada con el consentimiento informado.

Por otra parte, en el mismo manual de la OMS se dispone que el Estado cuente con órganos de revisión de la salud mental para controlar. Es por eso que la Argentina y las provincias adhieren a esa recomendación, recomendación que hoy esquiva la provincia de Jujuy.

El tratamiento electroconvulsivo no está expresamente prohibido por la ley 2.667 de Salud Mental de la República Argentina dondecada autoridad de aplicación en las provincias tiene la potestad de aprobar el procedimiento. Por ejemplo en la maestría de salud mental de Entre Ríos se enseña y nadie dice nada al respecto.

"La TEC fue inventada en 1938 y los estudios de autopsias revelaron daño cerebral causado por la TEC y comenzaron a publicarse en revistas médicas. Este daño cerebral incluye hemorragias cerebrales (sangrado anormal), edema (acumulación excesiva de líquido), atrofia cortical (encogimiento de la corteza cerebral, o de las capas exteriores del cerebro), dilatación de los espacios perivasculares en el cerebro, fibrosis (engrosamiento y cicatrización), gliosis (crecimiento de tejido anormal), y enrarecimiento y destrucción parcial del tejido cerebral" (Peter R. Breggin. Electroshock: It’s Brain Disabling Effects para las referencias).