23 - Jun -2016 - 0:29
FacebookTwiter Canillitas
Política

DIARIOOOS, REVISTASSS, DIARIOSSSS ¿Y QUÉ MÁS?


Ante la crisis llega un planteo de cambio en la actividad de vendedores de diarios y revistas


Maria Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


Florencio Sánchez, aquel dramaturgo y periodista Uruguayo, solía frecuentar muchos cafés, tal vez acudiendo a la cita de alguna musa rioplatense. No tardó en impulsar la edición del primer diario anarquista del Uruguay: "El trabajo". Pero en 1901, sus charlas públicas generaron persecución política y sobrevino un exilio repentino a la ciudad de Rosario, Provincia de Santa Fé. Terminó por atraparlo la política cuando en la misma localidad se convirtió en secretario de redacción de "La República", publicación que dirigía Lisandro de la Torre. Entre protestas sociales, huelgas, política y diarios clandestinos Florencio Sánchez crece con sus obras en los escenarios porteños y el sainete comienza a ser su fuerte.

Un niño, apenas entrando en la adolescencia cargaba bajo el brazo papeles entintados. Zapateaba adoquines al grito de: "diario, diariooo, diariooo". El afán de llevar dinero a sus padres lo empujó a la ocurrencia de la venta callejera. La pobreza lo asaltaba en pantalones cortos y no por cortos, sino por pequeña talla mientras la falta de dinero le impedía reponerlos por otros acorde a su tamaño y que lograran taparle las "canillas". Canillita, canillita debe haber susurrado Florencio Sánchez para escribir en 1902 su obra teatral a la que le daría ese título. Así nació el término "canillita"

Pero los tiempos cambiaron y el clásico canillita con el diario bajo el brazo se instaló en caparazones metálicos plantados en esquinas. Pero los tiempos cambiaron más y se llenaron de revistas coloridas, algunos libros permitidos, guías, mapas y diversidad de diarios.

Hoy la masiva participación en las redes sociales ha llevado a que las noticias se trasladen a portales, el papel va quedando en el recuerdo y una nueva incertidumbre se abre en el sector.

A esto se ha sumado la crisis económica actual, la reducción de puestos de trabajo y el riesgo a que se dejen de imprimir en papel por los altos costos.

El sector de venta de diarios deberá acomodarse para sobrevivir. Con el fin de continuar en el ruedo, el Sindicato de Vendedores de Diarios y Revistas (SIVENDIA), vienen trabajando para implementar estrategias que resguarden la actividad y las fuentes laborales.

En estos días trabajadores y dirigentes acercaron la preocupación al ministerio de Trabajo de la Nación que conduce Jorge Triaca en busca de una solución. Aún están a la espera de respuesta.

En Argentina el 7 de noviembre, se conmemora la muerte de Florencio Sánchez, desde 1947 es oficialmente el día del canillita. En ese día no se editaban diarios, siendo un día de descanso para los trabajadores de la actividad. Pero 1997 el Grupo Clarín comenzó a sacar a la venta el diario homónimo y algunos canillitas tuvieron que trabajabar en esta fecha.

En el año 2007, mediante una ley promovida por el diputado Héctor Recalde, se recupera este día de descanso.En el 2009, a través de un decreto firmado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, los canillitas fueron reconocidos como trabajadores (no como vendedores) y se les otorgó la exclusividad de su actividad a las paradas habilitadas. Este decreto deroga uno del año 2000, firmado por el entonces presidente Fernando de la Rúa y el ministro de Economía Domingo Cavallo.