"Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad.
Derrote el terror.
Haga circular esta información."

Rodolfo Walsh

Visitas
contador de visitas

Inicio Titulares Audios Fotos Videos Ver Telesur Ver C5N
    Seguinos Seguinos en facebookSeguinos en twitter                                                                                                                                             Hoy es: 21-11-2017 14:32
Noticias NU
  • PARA QUE APRENDA LA LECCIÓN
  • SE REALIZÓ LA 26º MARCHA DEL ORGULLO LGBTTIQ
  • ¡GRACIAS MARTA, HASTA LA VICTORIA!
  • QUE SE JODA EL RESTO
  • HOY LUNES 13 PAMI NO ATENDERÁ EN NINGUNA UNIDAD DEL PAÍS.
  • FALLECIÓ NILDA ELOY, DEFENSORA DE LOS DERECHOS HUMANOS
  • CIERRA LA EMPRESA CEFAS QUE REPRESENTA EL 60% DE COMERCIALIZACIÓN DE CAL EN EL PAÍS
  • TENSIÓN POR AJUSTES EN EL SANTANDER RÍO
  • JUDICIALES: PARO Y MOVILIZACIÓN EL 15 ANTE EL AVASALLAMIENTO DEL GOBIERNO
  • PICHETTO SIN FRENO

Política Economía Policiales Sociedad Investigaciones Especiales Judiciales Género Cultura Humor Libro de Visitas Buscar
Suar - Legrand
20 - Jun -2016 - 20:12


FacebookTwiter
Cultura

¿QUE ERAN LAS LISTAS BLANCAS EN LA TV?

El vaciamiento cultural de los noventa que asoma hoy

Maria Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com

El representante y abanderado de la ficción en el multimedio Clarín tiene nombre y apellido. Fue el encargado de pulverizar en los 90 fuentes laborales e imponer un nuevo sistema de control sobre trabajadores-as en los medios. Su misión: la precarización laboral y el ajuste salarial. Se llama Adrián Suar y hace apenas unos días, invitado a la mesa de Legrand decía: "No es por echar culpas pero no se puede en seis meses cuestionar a Macri con la herencia que recibió. Creo que tenemos que estar todos muy unidos para que los que más tienen puedan ayudar a los que menos tienen. La solución es parar la inflación."

El segundo mandato Menemista sacudió a los medios y golpeo fuerte en las creaciones de ficción. La política de desarme estatal ya estaba instalada. Privatizaciones por doquier nos sumergieron en un vaciamiento con reacción pasiva. A la desacreditación de la cultura que circulaba había que ponerle sello. La pizza y el champagne impregnaron programas sórdidos servidos en entre copa y copa de política y servilismo mediático. El "servicio" servido con espuma.

¿Como funcionaban las producciones de ficción antes del desarme cultural?. Los canales de TV producían sus propias ficciones. En su mayoría trabajadores-as eran planta permanente de las emisoras: maquilladoras-es, peluqueras-os, cameraman, vestuaristas, iluminadores, productores-as, asistentes de producción, personal de realización escenográfica, apuntadores-as, utileros, realizadores-as de arte, editores. Directores-as al igual que actores, actrices, guionistas eran contratados-as y por lo general quienes tenían la decisión del armado de elencos.

Pero en los 90 llegaron los realitis y con los realitis la merma de la ficción. Una sintonía fina similar a algunas programaciones de estupidización mediática que circulaba por los años 70.

Entre 1993 y 97 la crisis laboral actoral se profundizaba. Un sin fin de ralitis armados y ficcionados ocupaban horas en distraer y anestesiar a espectadores. Tinelli comenzaba a inflar globos de alegría por la noche y pese a algunas críticas mediáticas, ganó la opinión a favor del conductor "alegría". La bondad de distracción se enarbolaba frente a las dificultades socio-económicas que se instalaban casi silenciosamente para algunos-as.

De la mano del vaciamiento cultural llegó la TV paga, el control remoto y así el zapping que en el imaginario colectivo se convertiría en el vehículo manual para abrir la posibilidad de conocer el mundo por la módica suma de pesos "tanto".

En un paréntesis, cabe recordar que la opresión y el negocio prostibulario de la época avanzaban rápidamente en varios sectores mediáticos. Es importante tenerlo en cuenta como parte de un modelo aplicado de uso y abuso de poder el que luego transformaría el espíritu de contenidos.

Avanzaba el consumo individual en todos los sentidos como meta social. Aparece así una fuerte inhibición de los colectivos sociales. Ahora la clase dominante es la aliada de la pantalla en una especie de idealización brutal y sesgada. Con ello se borra el pensamiento político como opción de análisis y comprensión.
br> La hibridación cultural estaba en puerta.

La derecha ya no adopta una estrategia de golpe, sino el blindaje de un sistema que cierra todos los caminos a la protesta sin alterar en generalidades superfluas las formalidades de la democracia.

Volviendo a lo que sucedió, en términos de producción y realización en los medios, tiraba el entripado del año 95-96 cuando irrumpió en en la TV la actividad de producción en un desesperado concurso de "pilotos" televisivos de ficción. ¿Que se buscaba con esto?. ¿Cuál era el objetivo?. Muchos trabajadores-as de medios se vieron desesperados ante la falta laboral. Infinidad de"pilotos" de ficción intentaban frenar el aluvión de despidos. Productores que se fundieron, actores que vieron destrozadas sus expectativas al igual que autores y técnicos de la creación de ficción televisiva.

Aquellos pilotos de ficción serian rechazados por todos los gerentes de TV, dejando a la deriva miles de sueños, intentos y necesidades. Salvo uno, Adrián Suar sería el ganador en esta competencia irreal y de vaciamiento.

En la carrera alocada de "pilotos" lograron desarticular las fuentes laborales, bajar los sueldos y explotar a jovenes trabajadores, que ahora solo debían conformarse con ser pasantes por el término de tres meses, despedidos en el día 89 para no ser efectivizados en la labor, "total hay una fila re larga esperando", se pudo escuchar decir a más de un funcionario televisivo de la época.

Las ficciones pasaron a manos de un solo dueño: "Polka" y los autores a ser rasos y descartables empleados de un señor que figuraría en los créditos de cada una de ellas: "Idea original: Adrián Suar" y con ello la pérdida de "derechos de autor". La década del menemismo no tuvo reparos en instalar la estafa, la mediocridad, el consumo de estupefacientes, el abuso de alcohol, la prostitución y el periodismo amarillista. "Todos revolcados en un merengue y en el mismo lodo, todos manoseados".

Aquellas listas negras de la dictadura militar, que costó vidas y exilios ahora se transformaban en listas blancas para acallar de otra forma, para desaparecer de otra forma.

Se extendían las listas, la consigna: "quienes no consuman estupefacientes, quienes no estén a favor del show mediático, quienes opinen políticamente, no serán convocados para trabajar". Salvo excepciones válidas que servirían para el disimulo.

La cocaína pasó a ser un retorno corriente. Productores televisivos en un doble rol: perpetuar el vaciamiento de contenidos y dealer a la vez. Así fue que contrataban a consumidores que gastarían su sueldo en comprar sustancias al mismo contratante.

Las listas cambian de color pero no dejan de ser listas.







*Colaboración: Mary Estévez

Construido por Lorna Copyrigth 2016 "Noticias NU se reserva el derecho de anular los comentarios que incluyan contenido ofensivo o o sin verdadera identidad del usuario.
Este sitio no se responsabiliza de los dichos vertidos por los entrevistados-as."
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
CORREO ELECTRONICO
Teléfono: 02323 - 427962
Luján - Provincia de Bs. As.
copyright 2016