09 - Jun -2016 - 15:01
FacebookTwiter Mariana Arribas
Política

¿PERSECUCIÓN O NUEVOS DESPIDOS EN LA PROVINCIA DE BS. AS.?


Dudosas solicitudes de Mariana Arribas la sub-secretaría de capital humano y la elegida de Vidal


Maria Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


La joven preferida de la Gobernadora María Eugenia Vidal se llama Mariana Arribas y ocupa el cargo de la Sub-secretaría de capital humano en la gobernación de la Provincia de Buenos Aires. No es la primera relación laboral que tienen Vidal y Arribas, ya que esta última fue funcionaria en el área de recursos humanos en C.A.B.A.

En días de esta semana la funcionaria Arribas solicitó a trabajadores-as de un área de la gobernación datos sobre los alcances que tienen los distintos estatutos de trabajadores-as bonaerenses. Alguien deslizó que se la escuchó decir: "Quiero un informe detallado de cuales son las distintas y posibles causales de cesantía en la provincia".

¿Qué razones tendría una funcionaria para saber detalladamente cuales son las posibles formas de despedir a un trabajador-a?.

¿Por qué Arribas es la elegida de Vidal?. ¿Qué otra relación tiene Arribas con la gestión Macri?.

Arribas es familiar del Escribano y representante de futbolistas, Gustavo Héctor Arribas. Este último enlaza una larga amistad con el presidente de la Nación y quien lo designó como titular de la Agencia Federal de Inteligencia.

Cabe recordar, que quien hoy tiene en sus manos la Agencia de Inteligencia, es poseedor de una de las fortunas más grandes de la Argentina que supera los 46 millones de pesos sin contabilizar sus movimientos en sociedades off shore como La Veneziana Corp que aún hoy está vigente. Su fortuna está muy ligada a los Macri desde los años 80 con compra y venta de jugadores Argentinos y Brasileños entre otros negocios en común.

Es de comprender así la preferencia de Vidal por la joven Arribas.

Arribas, Macri, Arribas, Vidal, el fúlbol, el dinero, las off shore, el espionaje y en el medio las causales de despido... y en el medio los trabajadore-as que miran de reojo y en silencio con el temor latente y a flor de piel.