04 - Jun -2016 - 13:35
FacebookTwiter Muhammad Ali
Sociedad

MURIÓ EL REY DEL BOX MUHAMMAD ALI


Luchó durante 30 años contra el Parkinson y había sido internado el último jueves


Lorna Milena
milenegra35@gmail.com


Muhammad Ali falleció a los 74 años en el Hospital Phoenix de Arizona. El tres veces campeón del mundo de los pesos pesados y campeón olímpico, obtuvo en su carrera 56 victorias y 5 derrotas.

Corría el año 1984 y Ali se retiraba del boxeo, al mes su médico personal le diagnosticó Parkinson. Los especialistas cercanos sostuvieron que pudo haberla adquirido durante su carrera como boxeador debido a los golpes recibidos en la cabeza. Ali ya había dado muestras de dificultades, era notorio en sus reflejos tras perder su corona contra Larry Holmes en 1980; además, su dicción se había vuelto más lenta y tenía fatiga sin causa aparente.

Alguna vez Ali se expresó sobre el Parkinson y dijo: “Él me dio la enfermedad de Parkinson para mostrarme que era un hombre como los demás, que tenía debilidades como todo el mundo. Es todo lo que soy: un hombre”.

Muhammad Ali daba claras muestras de su orgullo por ser afroamericano, posición que encontraba eco en los que eran discriminados por su color de piel o su lugar de origen.

Durante la guerra de los EEUU con Vietnam, una resolución de las fuerzas armadas lo calificó como apto para el servicio militar, puesto que en 1964 había sido incapacitado por haber fallado un examen de cociente intelectual, pero Ali se negó al reclutamiento sobre la base de la objeción de conciencia y su adherencia a los principios de la Nación del Islam y dijo: "Pregunten todo lo quieran sobre la guerra de Vietnam, siempre les tendré esta canción: “No tengo problemas con los Viet Cong porque ningún Viet Cong me ha llamado un nigger". Hasta entonces ninguna personalidad de la época se había pronunciado en contra de la guerra en Vietnam y como consecuencia debió afrontar todo tipo de críticas que lo tildaban desde cobarde hasta traidor.

Era un 28 de abril de 1966 y una cita al centro de reclutamiento de Houston lo convocaba. Se presentó y debió someterse al procedimiento legal rutinario de ponerse en pie cuando fuera llamado por su nombre pero se negó tres veces. Cuando con su acción dejo en claro que rechazaba el reclutamiento, fue amenazado con la imposición de una multa de 10.000 dólares, más una pena de prisión de cinco años. Terminada la audiencia, expresó los motivos para tomar aquella decisión; pero las consecuencias de su actuación no tardaron en llegar: apenas una hora después la Comisión Atlética de Nueva York le suspendió su licencia para boxear por tres años y medio.

Desde que se pronunció la sentencia, Ali se dedicó a dar conferencias en colegios donde daba a conocer sus puntos de vista sobre diferentes tópicos, en especial sobre su oposición a la guerra en Vietnam, el orgullo de su raza y la política conservadora de la Nación del Islam.

Fue y es reconocido como el más grande campeón de los pesos pesados.