21 - Feb -2019 - 13:15
FacebookTwiter Grassi
Judiciales

GRASSI SERÁ INCLUIDO EN EL REGISTRO DE VIOLADORES


Así lo ordenó la justicia tras tener sentencia y condena firme.


María Vázquez Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


Julio César Grassi, condenado a 15 años de prisión por abuso sexual agravado y corrupción de menores en 2009, deberá aportar muestras de ADN ya que la justicia dispuso inscribirlo en el Registro Nacional de Datos Genéticos vinculados a delitos contra la integridad sexual, creado por la ley Nacional 26.879.

La medida fue ordenada por el Tribunal Criminal 1 de Morón y firmada por los magistrados Claudio José Chaminade y Mariana Maldonado.

La resolución expresa que Grassi, al tener sentencia y condena firme como delincuente sexual se corresponde con lo que dispone la ley que crea el registro nacional de violadores.

La causa comenzó el 23 de octubre de 2002 y finalizó a fin de 2009 con la condena contra Grassi por abuso sexual agravado y corrupción de menores de la Fundación Felices los Niños. El acusado estuvo detenido con prisión domiciliaria el 7 de marzo de 2012 y recuperó su libertad el 31 de mayo de ese año. Finalmente, se ordenó su detención definitiva el 23 de septiembre de 2013, y actualmente está detenido en el servicio penitenciario provincial de la unidad de Campana. La sentencia a su condena quedó firme el 21 de marzo de 2017.

A pesar de la condena, Grassi, sigue siendo cura y tiene derecho eclesiástico de dar misa a los fieles. Él mismo dijo alguna vez: "Bergoglio nunca me soltó la mano".

La diócisis de Morón sostiene que fue removido de sus deberes sacerdotales cuando se inició el juicio y que en la actualidad tiene restringido el ejercicio público de su ministerio, pero en Campana esa prohibición no tiene validez. La causa eclesiástica de Grassi está en manos de la oficina de casos de abuso sexual del Vaticano.

La complicidad también se esconde bajo la sotana.