03 - Dec -2018 - 17:14
FacebookTwiter Patricia Bullrich, gatillo fácil
Política

UNA RESOLUCIÓN POR LA ESPALDA


La medida se oficializó hoy y amplía las circunstancias en el uso de armas de fuego por parte de las fuerzas represivas.


Maria Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


A 48 hs. de finalizado el G20, con una militarización cinematográfica en la ciudad, hoy se publicó en el Boletín Oficial la Resolución 956/2018 que amplía el uso de armas de fuego por parte todas las fuerzas de seguridad federales.

El art. 2º del Código de Conducta de la ONU establece que "los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley respetarán y protegerán la dignidad humana y mantendrán y defenderán los derechos humanos de todas las personas". El art. 3º autoriza el uso de la fuerza "sólo cuando sea estrictamente necesario y en la medida en que lo requiera el desempeño de sus tareas". En los Principios Básicos, se autoriza el uso de la fuerza y las armas de fuego solamente cuando otros medios resulten ineficaces, aclarando que, cuando su empleo sea inevitable, se ejercerá con moderación y en proporción a la gravedad del delito, reduciendo al mínimo los daños y lesiones, respetando y protegiendo la vida humana. Ambos artículos quedan derogados con la nueva resolución publicada por el gobierno de Mauricio Macri.

El Manual de la PFA, en el capítulo "uso de armas de fuego", detallaba que: "…el uso de las armas exige siempre una causa suficiente, razonable y demostrable en juicio para justificar en enfrentamiento con personas armadas, con el mínimo de riesgo posible para la integridad física de terceros inocentes". Claramente expresaba que la fuga no justifica el uso de armas, excepto que en su huida el agresor continúe haciendo fuego contra el personal policial y, ante esa circunstancia, que impedir su fuga implique peligro inminente de muerte para sí o terceros, puntos que también se desdibujan ante la nueva medida que llevará adelante la cartera de Patricia Bullrich.

La norma habilita el uso legal de armas de fuego en una serie de situaciones que son un resumen de las principales excusas en el fusilamiento de personas, el disparo por la espalda o la nuca contra alguien desarmado. Es el premio al gatillo fácil, la absolución de la barbarie.

El "creí que tenía un arma por eso disparé" será válido en boca de las fuerzas represivas.