31 - Oct -2018 - 12:46
FacebookTwiter Macri desde Bahía Blanca
Sociedad

LA ESTAFA Y LA MENTIRA GASIFEROMACRISTA



Maria Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


En el inicio de esta semana, el presidente Mauricio Macri, participó, en la localidad de Bahía Blanca, de la partida de un buque regasificador.

"Este barco que tenemos ahí atrás es un símbolo que nos lleva a pensar, a expresar la inacción, la incapacidad, el despilfarro… Y este barco tiene que ver con otra cosa que sucedió en nuestro país, que es instalar el engaño, la mentira. El decirnos que la energía era gratis y que como el aire podíamos consumir todo lo que quisiésemos y que nadie lo pagaba y que nunca se iba a acabar. Y como siempre la mentira tiene pata corta…", disparó el mandatario haciendo uso de la acostumbrada idea de "la pesada herencia".

Repasemos algo de historia. Chile y Argentina firmaron un acuerdo en la regulación de interconexión gasífera en 1995. Argentina se había comprometido a exportar gas natural al país hermano con tarifas que fueran consensuadas entre las empresas privadas de ambos países. Es importante recordar que, en aquel momento, Argentina excusa el acuerdo asegurando que el país tenía excedente del recurso, sin dejar a la vista que el 60% de la población local no tenía acceso al gas natural y a sabiendas que el acuerdo no podría ser cumplido dada la proyección de crecimiento interno en la demanda.

Entre 1997 y 2002 las exportaciones de gas se dividieron en: un 87% a Chile, 12% a Brasil y el 1% a Uruguay. En esos años las empresas privadas tuvieron rentas extraordinarias y los aumentos en tarifas dolarizadas fueron sistemáticos. Pero la ganancia no fue destinada a la expansión territorial sino que los capitales se fugaron al exterior y a la construcción de otros 10 gasoductos destinados solo a la exportación.

Solo el gasoducto NEUBA II fue construido en 1988 para el mercado interno. El próximo aparecería recién en 2004.

La exportación fue en aumento hasta 2002 a espaldas de la fuerte caída en la extensión del servicio público local. Para decirlo claramente "un excedente inventado" que hoy repite el gobierno de Mauricio Macri. Un "excedente inventado" que no detuvo su exportación hasta el 2004 cuando, en ese año y en los subsiguientes, comienza a decaer ante la solicitud de la Secretaría de Energía de la Nación de satisfacer las necesidades del mercado interno en torno a la "seguridad jurídica de lxs ciudadanxs argentinxs.

El presidente Néstor Carlos Kirchner, en 2004, en el marco del Plan Energético Nacional, decidió terminar con el saqueo gasífero. Kirchner priorizó el mercado interno con metas de expansión como parte de un plan estratégico de crecimiento económico local. Las estrategias trazadas para la recuperación de YPF ya estaban en marcha para paulatinamente renacionalizarla en 2012 durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

En 2003 Kirchner había anunciado que comenzaría a restringir las exportaciones a Chile argumentando que, quienes le vendían el gas a Chile eran "las empresas petroleras" incumpliendo con las normativas de Argentina en el abastecimiento interno como prioridad.

La Resolución 265, de marzo de 2004, adoptaba "medidas de prevención a efectos de evitar una crisis de falta de abastecimiento interno de gas natural y sus consecuencias sobre el abastecimiento mayorista eléctrico", a la vez que "suspendiéndose la exportación de excedentes de gas natural que resulten útiles para el consumo interno". También, se creaba el "Programa de Racionalización de Exportaciones de Gas y del Uso de la Capacidad de Transporte".

A partir de la decisión estratégica de comenzar a priorizar el mercado interno (renacionalización del gas), la expansión del servicio público comienza una tendencia alcista récord, recuperándose por primera vez desde 1998. La demanda que hasta 2002 había crecido un 6% se disparó en un 23%, sosteniendo esta tendencia hasta el final del segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner y alcanzando un crecimiento del 42% a pesar de haber "heredado" un sistema destruido.

Mauricio Macri, en Bahía Blanca, no hizo más que mentir.

Exportamos 54.919 millones de metros cúbicos e importamos 65.463 millones, importaciones que ascienden fuertemente con el comienzo del segundo gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Si ambos gobiernos kirchneristas no se hubieran tenido que hacerse cargo de la "estafa exportadora", ¿cuánto se hubiera ahorrado en importaciones?. De no haberse exportado gas natural por un acuerdo firmado con anterioridad, ¿cuánto hubiera podido evitar Cristina Fernández de Kirchner de los volúmenes comprometidos?.

Desde Bahía Blanca Macri reluce la mentira en el costo del buque gasificador y permanencia en el país.

Sumando los montos erogados para los volúmenes de gas comprados al extranjero entre 2011 y 2015 ("volúmenes que se podrían haber evitado" de no haber existido un convenio), la cifra resulta de 22.718 millones de dólares. Y si sumamos las erogaciones de 2004 y 2008, hablamos de un ahorro de 22.819 millones de dólares. A la cotización actual, 867.122 millones de pesos. y en ese monto está incluido el costo del buque regasificador explotado por Macri en su enésima puesta en escena.

Desde Bahía Blanca, en su nuevo e inventado relato falaz el presidente afirmó que con los 40.000 millones de pesos que costó el buque regasificador se podrían haber construido 1.000 kilómetros de rutas, 1.200 escuelas equipadas y un supuesto gasoducto entre Neuquén y Rosario. Pero el cinismo le escala hasta la médula cuando en la actualidad el conflicto docente trepa a escalas nunca vistas, cuando el abandono en educación es inédito, cuando recibió gasoductos troncales y regionales planificados y/o licitados y/o en construcción y que él mismo paralizó. ¿Cuántas más centrales como Yacyretá y Atucha II congeladas por el neoliberalismo y concluidas por el "populismo" K se hubieran podido construir?.

Partió uno de los dos buques regasificadores que el país debió adquirir a partir de 2008 como consecuencia de la "estafa exportadora" noventista y reeditada por el actual gobierno. ¿Explicó Macri desde Bahía Blanca la razón de esta partida?, no. No porque es parte de una nueva estafa que pone en riesgo los recursos de todos y todas.