03 - Sep -2018 - 17:10
FacebookTwiter Macri, dónde está el piloto
Política

¿DÓNDE ESTÁ EL PILOTO?


Con un discurso que hizo agua, habló esta mañana el presidente Mauricio Macri dejando más dudas que certezas.


Maria Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


En horas de la mañana de hoy se emitió un discurso grabado por el presidente Mauricio Macri y el que duró aproximadamente 25 minutos. Intentando anticipar las medidas que tomará el gobierno, dejó más dudas que certezas en una coctelera que no deja de remitir al pasado, echar culpas y no asumir la gestión que ya casi lleva tres años.

"Voy a explicarles porqué estamos pasando lo que estamos pasando, porqué cuando parecía que veníamos bien sentimos que volvemos para atrás", disparó Macri sin detallar qué es lo que estamos pasando. En el intento de culpabilizar hasta al último argentino dijo que "no podemos gastar más de lo que tenemos, hacerlo nos lleva a tener más inflación y pedir más plata prestada", subestimando a quienes lo escuchaban como si fuera ajeno el saber que la inflación, en gran parte, proviene del desastroso rumbo económico que ha llevado adelante el gobierno.

En medio de la turbulencia llegó el "apriete" de la Diputada Elisa Carrió que amenazo con dejar el espacio si el presidente realizaba cambios en el gabinete o aplicaba un ajuste a los "amigos" del campo. Así salió Macri a decir "quiero renovar mi compromiso y el de este equipo valioso, que es Cambiemos, de respaldar estos consensos".

Y la turbulencia también tuvo explicación en la voz del presidente que detallo que "en estos meses, se desataron todas las tormentas juntas, pero no por eso vamos a perder las esperanzas. Debemos madurar como sociedad, y no seguir viviendo por arriba de nuestras posibilidades ni convivir más con la corrupción". No detalló si refería a los "aportantes truchos" de la campaña en la provincia de Buenos Aires que salpican directamente a la gobernadora María Eugenia Vidal, tampoco habló del doble standar de funcionarios-empresarios de su gobierno, posición que no estaría siendo compatible.

No quedó afuera el recurrente latiguillo de "frenamos el camino que nos llevaba a ser Venezuela" o las excusas puestas en "sufrimos la peor sequía en más de medio siglo", o "la mala política del gobierno anterior".

Tocándose la oreja puntualizó: "tenemos voces, acá, que nos dicen esto tiene que salir bien". Por el momento los argentinos y las argentinas no escuchan las voces del más allá y quedan dudas de quien maneja la nave que amenaza con no poder ni hacer un aterrizaje forzoso.