02 - Aug -2018 - 18:25
FacebookTwiter Escuela de Moreno
Política

DIEGO RODRÍGUEZ: PERDÍ A MI HERMANO Y ALGUIEN SE VA A TENER QUE HACER RESPONSABLE



Maria Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


Hoy entre las 7.20 y 7.40 en la sala de profesores de la primaria Nº49 Nicolás Avellaneda, ubicada en Davaine y Félix Roldan del barrio San Carlos, Moreno, al oeste del Gran Buenos Aires, ocurrió una tragedia.

La pérdida de gas y posterior explosión dejó dos víctimas fatales: Sandra Calamano (48), la vicedirectora, y Rubén Orlando Rodríguez (45), el portero de la institución. A raíz de la fuerza de la explosión, el cuerpo de Calamano quedó "en el patio delantero de una vivienda ubicada frente a la escuela", mientras que el de Rodríguez quedó en el patio del colegio.

Cerca de las 18 hs. de hoy, Diego, hermano de Rodríguez, hizo sus primeras declaraciones a la prensa y dijo en C5N: "La vice ya había hecho muchas denuncias de esto, quiero saber quien se va hacer cargo de esto porque el Consejo Escolar estaba intervenido desde hace un año. A nosotros todavía no nos llamó nadie, quiero que den la cara, nadie se hace responsable, quiero que mi hermano para que esto no pase en ninguna escuela más, esto tiene que servir para saber todo lo que está pasando. No se si es responsable el gobierno de la provincia, el municipal, pero alguien se tiene que hacer cargo".

"Alguien se tiene que hacer responsable, se tienen que hacer responsables, hace dos años de esto y le quieren hecha la culpa a los anteriores. Mi hermano se desvivia por los pibes. Basta de corruptos, basta de negligencias, hay que terminar con todo esto. Mi hermano era un laburante que luchaba por los derechos de los pibes, por los derechos a una educación. Si esto pasa 15 minutos más tarde estaríamos hablando de una tragedia más grande. Tengo mucha impotencia, estoy indignado. Justo ayer mi hermano me comento de la pérdida y que habían enviado muchas notas al Consejo Escolar y no le daban solución".

"Hoy tengo que despedir a mi hermano porque se les pidió que lo solucionen y no lo hicieron. Hoy en día pasa esto en las escuelas, hay paredes electrocutadas, se caen paredes, nos cagamos en la educación que es el pilar de todo. Yo hablé con todos, había un montón de denuncias y no hubo respuestas de nadie. Agradezco a todos los que hoy se juntaron para hacer una marcha, que la pasaron algunos medios y otros no. No están mal las instituciones sino quienes las dirigen. Mi hermano fue un luchador. La que me dio fuerzas para hablar ahora acá, fue la mujer de mi hermano que hoy se quedó sin esposo, yo quiero a un responsable de esto. Quiero recordarlo con una frase que él siempre decía: "no vamos a bajar los brazos" y quiero justicia", finalizó Diego en medio de un llanto.