27 - Apr -2016 - 18:52
FacebookTwiter Ravi Shankar
Investigaciones especiales

RESPIRÁ Y EVADÍ, RESPIRÁ Y EVADÍ


Desembarca en Luján el Gurú de Macri, un posible evasor fiscal


Lorna Milena
milenegra35@gmail.com


El guru de Macri, Ravi Shankar inició un negocio inmobiliario en Argentina para que los clientes de su ONG "El Arte de Vivir" puedan respirar mejor. Abrirá un country de Luján, Prov. de Bs. As. Se trata de “Nirvana”, un barrio con 206 lotes de 1000m2. Se trata del primer centro de El Arte de Vivir de “Cursos Avanzados” de la Argentina, que tendrá sector para alojamiento, sector gastronómico, spa y actividades.

No hace tanto Ravi Shankar visito la provincia de Córdoba invitado por aquel entonces Gobernador De La Sota, auspiciado por Radio Mitre y La Voz del Interior, mientras que el Municipio lo declaró de interés general.

Reconocido como un “líder humanitario y espiritual”, fundó la organización “El Arte de Vivir” en 1982. Desde el 2012, el presidente de la fundación “El Arte de Vivir” en Argentina es Esteban Coll (ex directivo de Molinos Río de la Plata y hoy asesor de Cablevisión, del Grupo Clarín).

Haciendo historia, en el año 2008, el hoy presidente Mauricio Macri, ocupaba el cargo de Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma. En aquella oportunidad, Macri, firmó varios convenios para que esta fundación implementara cursos de espiritualidad a los integrantes de la Policía Metropolitana, como también a docentes porteños de variados establecimientos educativos.

Dentro del hinduísmo, Ravi Shankar aparece asociado a sectores fundamentalistas que buscan que la India, esté establecida una hegemonía de la religión hindú”.

El periodista Pablo Duggan estuvo muy cercano a la fundación El Arte de Vivir, donde realizaba cursos y en el 2008 manejó la campaña de prensa para difundir la visita a nuestro país. Años mas tarde tomó distancia y expresó: "Lo primero que me llamó la atención es que El Arte de Vivir, a pesar de serlo, no funciona como una ONG. En realidad, es una empresa dedicada a vender sus productos: los famosos cursos de respiración anti estrés. Uno espera que una organización no gubernamental realice algún tipo de trabajo social. En todos los casos, las ONGs no cobran por “hacer el bien”. Este no es el caso; ellos cobran todos sus cursos, a precios muy altos y solo realizan contadas tareas sociales que son llevadas a cabo siempre por voluntarios, a quienes obligan a solventar sus propios gastos relacionados con la actividad. La realidad, que la organización niega que los recursos se envían periódicamente a la India, a través de los “teachers”(personas que han recibido instrucción para dictar los cursos básicos) que viajan anualmente. El dinero llega a manos de su fundador, “el hombre que está cambiando el mundo”. De hecho, no funciona diferente de cualquier empresa transnacional que gira sus suculentos dividendos a la casa matriz, aunque, en este caso, sin que quede registro alguno."