19 - Jun -2018 - 6:17
FacebookTwiter Hernán Lombardi
Política

¿EL CENSOR BIS?


Desmantelamiento y despidos en la Agencia Telam.


Maria Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


"Yo defiendo a los que no saben, a los desposeídos del intelecto burgués. Prohíbo con gusto la propaganda izquierdista que nos vende espejitos de colores. Defiendo a la gente que sufre las consecuencias de la obscenidad y la violencia. Las buenas conciencias me ponen frenético, son indecisos, proclives a la desmesura emocional, cobardes, culposos y sobre todo miserables de espíritu. No se puede contar con esa gente. Se creen importantes y yo me río de las sandeces que escriben. La mayoría son chiveros, ganapanes al servicio de las patronales y además no saben nada de política. No se han preocupado más que por someterse a su mediocre condición de "críticos". La mayoría son agentes de prensa y están a sueldo de las distribuidoras", palabras de Miguel Paulino Tato, considerado el máximo "censor" de la cinematografía en la argentina.

Aunque no fue patrimonio exclusivo de la dictadura cívico- militar, la censura cinematográfica era por entonces la evidencia más flagrante del riguroso control del Estado sobre la circulación de ideas. El cine aún estaba entonces en el centro del debate intelectual y político. Con la llegada de la democracia en 1983, uno de los gestos más fuertes a favor de la libertad de expresión fue la abolición de la censura cinematográfica, la única institucionalizada por otra parte, ya que de las otras censuras circulaban en listas negras y desapariciones forzadas.

El gobierno de Mauricio Macri ha implementado una política en materia comunicacional que beneficia en gran medida a los grupos mediáticos-monopólicos con la extensión de licencias, facilidades para su transferencia y flexibilización en los límites en la concentración del mercado, por mencionar algunos de los puntos.

En el decreto N°267, publicado en enero de 2016 en el Boletín Oficial, el Gobierno anunció la creación del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), quien desde la fecha sería el encargado de regular la asignación de licencias a los medios de comunicación.

Posteriormente, el presidente Macri facultó al Enacom para "disponer la clausura, secuestro, apercibimiento, multa y/o comiso" de medios de radiodifusión que no cumplieran con la normativa vigente.

Las nuevas políticas para medios comunitarios nacionales sin dudas contribuyen a profundizar la desventaja económica de estos medios en relación a los medios privados, desventaja que también forma parte de una reducción de la palabra a falta de capacidad de recursos. Cabe recordar que los medios comunitarios surgieron de forma "clandestina" durante la dictadura cívico-militar argentina con el fin de acompañar los reclamos de los movimientos populares, así como sus derechos a la comunicación.

Hernán Lombardi, actual Titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, desde hace tiempo viene cargando un bolso, que esconde por algún lugar, repleto de denuncias continuas en relación a sus políticas de vaciamiento y censura a los medios públicos y a algunos privados.

Ha calificado de "irresponsabilidad" denuncias de periodistas ante las sucesivas prohibiciones y las expresiones vertidas por Lombardi recuerdan a otra época: . "Me parece que es una sobreactuación del periodista, que no tiene el menor asidero. Si estaba tan enojado, no hubiera aparecido más", "Todos tenemos en Argentina un pedazo del bocho intolerante", "...se ha logrado una representación armónica y aspiramos y estamos muy optimistas de lograr lo mismo en Canal 7", "Estamos volviendo a un período de normalidad. Estamos en proceso de sanación", "...hay gente que tiene convicciones pero ha perdido cierta libertad de pensamiento", "... se está haciendo mucho terrorismo...".

Desde Noticias NU nos solidarizamos con los/as trabajadores/as de la Agencia TELAM, repudiamos las políticas de vaciamiento y de despidos. Compartimos el comunicado de prensa.

"Las trabajadoras y los trabajadores de la agencia de noticias y publicidad Télam, nucleados en el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA), denunciamos la existencia de un proyecto cierto, verificado, de ejecución inminente, destinado a desmantelar un medio público fundamental del Estado argentino, con 73 años de vida, a través de la promoción de despidos masivos y la destrucción de su servicio federal, con el objetivo de terminar de acomodar el ecosistema de medios y modelarlo al servicio del capital concentrado".

"El ministro Hernán Lombardi se dispone a ejecutar un drástico plan de destrucción de la agencia: despidos en masa, eliminación de la función publicitaria de la agencia y el feroz disciplinamiento de toda voz en la redacción para poner de rodillas a una agencia y que sea, como nunca antes, una agencia gubernamental y no del Estado. Una agencia al servicio de los funcionarios y no de la sociedad civil. Obediencia o desempleo, es el lema del titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos".

"Llamamos a todas las centrales sindicales y asociaciones gremiales de cualquier tradición política a advertir la gravedad de los hechos. Ya no habrá voz del conflicto social ni del conflicto gremial que tenga micrófono".

"Convocamos a los colegas y asociaciones de periodistas a reaccionar ante la feroz limitación que el vaciamiento de Télam y su reducción a una expresión mínima, simbólica, supone para la libertad de expresión. Sin trabajadores de prensa, no hay libertad de expresión. Sin medios públicos, tampoco".

"Alertamos a los abonados de la agencia, que compran el servicio, a estar en guardia ante los "contenidos periodísticos" que la agencia emitirá -desde usinas clandestinas, ya montadas en otros edificios- en los próximos días, en la ficción de que la empresa no se encuentra en conflicto y que se emite un "servicio informativo". La política del simulacro".

"Las trabajadoras y los trabajadores de Télam vamos a defender, como ya lo hicimos ante otros proyectos de cierre en 1996 y 2000 frente a políticas del mismo cuño, la existencia y el valor social de la agencia pública y publicitaria de noticias. En ese sentido, llamamos a todas las representaciones sindicales de Télam a luchar de conjunto por una agencia al servicio de los argentinos/as".