04 - May -2018 - 4:43
FacebookTwiter Reloj de arena
Política

CONTRA RELOJ


El gobierno no encuentra la luz al final del túnel.


Maria Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


No llegaron los brotes verdes, tampoco el semestre anunciado y la luz al final del túnel no aparece. El Banco Central volvió a intervenir en el mercado libre de cambios y aún así el dólar marcó récord.

"No hay ninguna posibilidad de una corrida bancaria", levantó opinión el Ministro del Interior Rogelio Frigerio, por su parte el Jefe de Gabinete, Marcos Peña Braun acotó: "No nos tiene que asustar la suba del dólar, hay que tener tranquilidad y aprender a vivir con un tipo de cambio flotante". Mientras tanto, de Casa de Gobierno, con histriónico porte de pitonisa salvadora, Elisa Carrió dijo querer llevar tranquilidad a todos los argentinos y para no perder la costumbre volvió a tirar la piedra para atrás: "Lo que la gente de afuera quiere saber es si nosotros vamos a gobernar o si va a haber un avance kirchnerista. Les da miedo la vuelta de kirchnerismo". ¿Quienes serán la gente de afuera?. No es la primera vez que la Diputada apela a infundir un miedo infantil que, valga la redundancia, intenta infantilizar a la sociedad toda; mientras la pizarra en la city aceleraba su tendencia alcista desprotegiendo al pueblo con la estrepitosa caída de las reservas y una intervención del central más que preocupante considerando que lleva de USD 7.280,6 millones en todo 2018.

Cerca del medio día y arañando la desesperación, el Central anunciaba una suba de 300 puntos en la tasa de política monetaria, calcanzando así el 33,25%, pero el dólar continuaba en suba y a esa altura el valor de un almuerzo se le desintegraba en las manos a Federico Sturzenegger.

Intentando bajarse de un caballo que ya no galopaba sino que andaba desbocado Frigerio afirmó: "Seguro que la oposición va a escuchar este ruido que se está generando y va a dar tranquilidad a los mercados de que la argentina tiene un rumbo, el rumbo correcto, el rumbo de la responsabilidad en el manejo de las cuentas públicas y que se respeta el presupuesto que se votó meses atrás", dio media vuelta y se retiró camino a una reunión o a almorzar, no se supo bien.

Mientras el fantasma de Domingo Cavallo se paseaba por las escalinatas de casa de gobierno, el presidente Mauricio Macri convocó a una reunión de emergencia con el equipo de economía, al que por cierto el mismo Cavallo refirió: "el presidente no tiene un ministro de economía". Así andaban las cosas a la hora de la siesta cuando otro rincón, con libreta en mano, las petroleras preparaban un nuevo aumento en las naftas: " luego de la suba de la moneda estadounidense los componentes que hacen al costo de producción de los combustibles se han disparado, en consecuencia estaría arriba del 20%", advirtió el presidente de la Cámara de Empresarios del Combustible, estirando el brazo y parando un taxi.

Sin aparente techo por el momento, el dólar tocó los 24 pesos en algunos bancos, para terminar cerrando en $ 23,30 pesos. Un jueves negro para el gobierno donde no encuentra la luz al final del túnel como había prometido la vice presidenta Michetti.