17 - Apr -2018 - 3:19
FacebookTwiter Agencia Nacional de Discapacidad, Luján
Política

ENTRE LA PERVERSIDAD Y EL AJUSTE BAJO LA ÓRBITA DE MICHETTI


Se concretaron despidos en la Agencia Nacional de Discapacidad. Grave denuncia de trabajadores/as.


Maria Falcó
mariafalco.bsas@gmail.com


La Agencia Nacional de Discapacidad que está bajo la órbita de la Vice Presidenta de la Nación, Gabriela Michetti, llevó adelante 70 despidos en todo el país. Cuatro se concretaron ayer lunes en la localidad de Luján, provincia de Bs. As. Tres de las despedidas son Trabajadoras Sociales y la otra trabajadora es administrativa en el sector.

Cabe destacar que desde la oficina lujanense se atendía a siete distritos de la zona y quedarán a la deriva, como así también, se verá interrumpido el servicio de trámites para concretar nuevas pensiones por discapacidad, sumados a los 100.000 expedientes "cajoneados" en todo el país.

Las trabajadoras se hicieron presente en la sesión del Consejo Deliberante para visibilizar la problemática y explicaron que se desempeñan como trabajadoras del Estado desde hace 15 años.

Silvia Moglie, Trabajadora Social, quien fue despedida expresó: "Quiero poner en autos que en la sede central de CABA, donde funciona la Agencia Nacional de Discapacidad, agentes de la Policía Federal tenían la tarea de revisar una lista y algunxs entraron y otrxs no porque nos encontrábamos despedidxs. Esto, es de una violencia, de un destrato total, porque la mayoría tenemos entre 14 y 15 años trabajando. Y en Luján somos 15 compañerxs que atendemos siete localidades con problemáticas muy graves".

Moglie en representación de sus compañerxs leyó un comunicado bajo el título: "La discapacidad: entre la perversidad y el ajuste", en el cual señaló que "fuimos testigos apenas asumida la gestión de Mauricio Macri que el ajuste debía aplicarse a los más débiles, razón por la cual el eje central fueron las personas con discapacidad". En ese sentido, explicó que "los títulos fueron varios a mediados de 2017, pensiones mal otorgadas, pensiones truchas, bajas o trochi mochi con el famoso "Si pasa, pasa", aquel de Esteban Bullrich. Funcionarios de alto nivel declarando en medios televisivos que "una persona con síndrome de Down tranquilamente puede trabajar", celebres palabras del Presidente de la ExComisión Nacional de Pensiones, Guillermo Badino, hoy a cargo de la SENAF (Secretaria de la Niñez y la Adolescencia), porque nunca renunció, ni fue echado como se nos hizo creer".

Y agregó: "la ministra (Carolina) Stanley desdiciéndose con aquella lamentable explicación "alguien apretó mal un botón en una planilla Excel", lo que implicó en el año 2016 y 2017, 170 mil pensiones por invalidez dadas de baja, sin que mediara notificación previa. Alto impacto a titulares de derecho y familias. No les fue gratis, la reacción inmediata de los afectados, ONG que trabajan con la problemática de discapacidad, Red Nacional de Pensionados, fiscalías, defensorías oficiales, diputadxs provinciales/nacionales, gremios, trabajadores/as, organizaciones sociales, de Derechos Humanos, y una explosión en las redes sociales repudiando el ajuste con los más débiles, significó un costo para la gestión y una rectificación a medias", apuntó.

"Parte de las pensiones fueron restituidas, otras quedaron en el camino, pero lo que aquello demostró fue el intento de ajustar, quitar y cercenar un derecho social, garantizado por una ley nacional (la 18910) sancionada en la década de 1970, instrumento de la Seguridad Social, en el marco del Sistema No Contributivo. Los intentos no menguaron, cambiaron de estrategia, a través del DNU Presidencial en setiembre de 2017 disolvieron la Comisión Nacional de Pensiones y crearon un ente autárquico también por DNU, llamado Agencia Nacional de Discapacidad, cuya mayor referente es la señora Gabriela Michetti, vicepresidenta de la Nación. Quien, recordemos, apenas asumido su cargo como presidenta del Senado, se dio el lujo de despedir a 12 trabajadores/as discapacitadxs que desempeñaban tareas en dicha órbita. Luego vueltos a reincorporar. Prueba y error, pareciera ser la consigna".

Pero Moglie no se detuvo y continuó: "lo que hay que saber hoy es que creada la Agencia Nacional de Discapacidad, no solo cierran centros de Atención de Pensiones, porque adeudan pagos de alquileres desde su creación, sino que encajonan expedientes y apilan cajas y cajas de trámites de personas que están a la espera de una gestión que les contemple su situación de invalidez laboral. Moraleja… encontraron un mecanismo no tan visible como la de quitar las pensiones, que es NO aprobarlas, NO darles el circuito de evaluación que corresponde, mandarlas al ARCHIVO de no ajustarse el trámite, a cuatro patologías, según nuevos criterios de evaluación de un funcionario de turno, y ellas son: EPOC –oxigeno/dependiente, Síndrome de Down, Parkinson y Esquizofrenia con acreditación de CUD (certificado médico de discapacidad). Toda otra patología, tales como VIH, enfermedades crónicas, motoras, psiquiátricas, pacientes oncológicos, etc. no acceden hoy a una pensión por invalidez laboral, no recurren a la baja de la pensión, no las deniegan, duermen el sueño eterno, dejándolas en sistema en circuito de tratamiento, cuando en realidad muchas están ya en archivo. Ni hablar de las pensiones a niños/as que, según de nuevo criterio de funcionarios actuales, bajo el argumento que los niñxs no tienen "incapacidad laborativa", los expedientes de tramitación están separados y apilados esperando uno vaya a saber qué".

"Por otra parte tercerizan la liquidación de haberes de los trabajadores/as -vaya a saber en manos de quien- y abonaron cifras de hasta 5.000 pesos menos a los trabajadores/as. Aumenta la planta de personal con contratos nuevos, cuyos montos superan ampliamente el haber de un trabajador o trabajadora del Convenio SINEP, dado que se asignan el cobro de horas extras que superan las 24 horas del día y cobro de unidades retributivas (UR) que traducen en abultados sueldos. Y en el mes de diciembre de 2016 se cerró el año con 60.000 altas de pensiones y siendo 61.000 las bajas. Mientras que hasta diciembre de 2015 se otorgaban 12.000 beneficios por mes, en los cuatro meses que lleva el año aprobaron 8.869 pensiones de todo el país. Se estima un total de 100.000 trámites parados en el área de auditoría médica, esperando su resolución. Violan el acceso a derecho según lo estable la Ley 18910. Violan la Convención Internacional de los Derechos de Niños/as y Adolescentes al demorar y no aprobar trámites de pensiones. Violan la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad, al no ser atendidas sus demandas y derechos. Violan los principios de la Seguridad Social, uno de ellos la "inmediatez" ante contingencia de salud, a modo de ejemplo. Lo expuesto es parte de la realidad que día a día padecen los trabajadores/as y las personas con discapacidad y/o sus familias, a las que las someten al cercenamiento de sus derechos y a la invisibilización de la problemática y la demanda. Ya no es más la estrategia La Baja de la pensión, es apostar al desgaste y al sueño eterno de una política pública que pretenden hacer desaparecer".

Y al final del comunicado Moglie afirmó: "vamos a resistir con nuestro trabajo y honestidad. Nosotros funcionamos en Lavalle 750 en Luján y los telegramas no nos llegaron, pero sí estaban los policías como en las peores épocas, que tenían el listado con nuestros nombres. Y saben lo que significan esas cuatro personas despedidas en Luján, el 10 por ciento de los despedidos del sector de pensiones de la Agencia Nacional de Discapacidad".