14 - Feb -2018 - 2:34
FacebookTwiter La gobernadora Vidal y el Ministro de Justicia Ferrari
Política

SI SOS DELEGADO/A BONAERENSE TENES MENOS DERECHO DE DEFENSA ANTE EL EMPLEADOR


La nueva doctrina de la Suprema Corte de Justicia.


Noticias NU


La división de poderes se escurre por una alcantarilla, reservorio de intereses e impunidades manifiestas ante la lucha por la reserva democrática.

Los "cambios" políticos estallan en la cara del poder judicial y una nueva doctrina apuesta a esmerilar sentencias.

Macri desde el gobierno nacional y Vidal desde el gobierno provincial, no escatiman en llevar adelante políticas de cercenamiento de derechos y garantías laborales. El "cambio" ha llegado y las prácticas de desafiliación sindical se perfuman de una "legalización obligada" entre presiones, caída de salarios y desempleo. La represión patronal sobre los trabajadores/as, el abuso de poder, las prácticas desleales, abren la puerta para que el Estado interfiera en los derechos sindicales de los trabajadores/as y las "conquistas históricas" parecen caer en la boca de un volcán dispuesto a destruirlo todo.

Los ejemplos abundan, pero en 2017, la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires, se hizo eco en una causa que tramitaba desde hacía varios años ante el Tribunal de Trabajo Nº 1 del departamento judicial de San Isidro, la empresa FATE, aún intenta el "desafuero" de un trabajador-delegado (Víctor Octavio Ottoboni).

La primera instancia colegiada resuelve "desaforar" al trabajador a los únicos fines de que la empleadora, conforme lo manifestara en su escrito de inicio, lo "despidiera". Cabe destacar que la Ley 23.551 especifica que: "despedir a un delegado/a lleva una indemnización agravada", esto significa en términos empresariales que es CARO y para BAJAR COSTOS, el procedimiento es el "desafuero" (artículos 47, 48, 50 y 52 de la Ley de Asociaciones Sindicales). Siguiendo la lógica de cada uno de los votos de los Ministros de la Corte provincial, con "nueva doctrina", el desafuero debe tramitarse por vía cautelar con expresión de causa y con prueba de los hechos, mismos hechos que serán utilizados por el empleador para DESPEDIR CON "JUSTA" CAUSA AL DELEGADO DESAFORADO.

Si los intentos son que, el desafuero sindical se va a reducir a una medida cautelar y a su tratamiento como una cuestión no definitiva procesal, podemos dejar a la luz que los fallos judiciales que ponderan la celeridad vulneran de manera palmaria los derechos de los trabajadores/as, sobre todo, este tipo de proceso "disciplina el ejercicio del derecho colectivo", puesto que es un derecho de los trabajadores/as a reunirse en sus puestos de trabajo, a realizar sus reclamos a través de sus representantes.

Hoy en FATE, los delegados/as, ¿realizan reuniones?.


* Asesoramiento: Dra. Gimena Veglia.