10 - Nov -2017 - 12:48
FacebookTwiter Santander Río
Política

TENSIÓN POR AJUSTES EN EL SANTANDER RÍO


Los bancos privados, pese a los beneficios con las nuevas medidas del gobierno, continúan con su práctica de reducción de personal.


Noticias NU


Los bancos privados no se contentan con las nuevas medidas del gobierno de Mauricio Macri que los benefician claramente en un abultado margen de ganancias. El ajuste en recursos humanos, o sea sobre los trabajadores/as llega pese a engordar los bolsillos bancarios.

Es el caso del Santander Río, que se niega a cumplir con pautas de liquidación salarial oportunamente acordadas generando la reacción de su Comisión Gremial Interna. La misma viene realizando, en los últimos días, asambleas en la sede central del banco y en muchas de sus sucursales.

Desde el sindicato detallaron: "Lo acordado era incluir todos los items de liquidación salarial dentro de las sumas remunerativas y consolidar, como legalmente está obligado a hacerlo el empleador, todo el salario a fin de que éste exprese integralmente su condición de tal. Sin embargo, el Santander Río viene liquidando varios items como "adicional voluntario a cuenta" enmascarando así lo que corresponde cobrar a los trabajadores/as ya sea por condiciones puntuales (por ejemplo adicionales por título) o por cargos de convenio. Incluso el banco se encuentra en mora con el cumplimiento del CCT en varios casos porque se niega a reconocer la categoría que le corresponde a los trabajadores/as" En la nueva forma de liquidación que aplica el banco restan los montos no remunerativos del pago de aguinaldos, premios e indemnizaciones, generando así un importante perjuicio al bolsillo de los trabajadores/as.

En el reclamo, también incluyen la necesidad inmediata de adecuar el personal de las sucursales ya que varias de ellas están trabajando con una dotación disminuida, situación que hace colapsar el servicio al cliente, motivo por el cual obligaron al personal a trabajar varias horas mas que de costumbre, ¿horas extras?, esa te la deben.